Tips de belleza para las novias

Belleza para novias

Para que ese día te veas guapísima, debes elegir un look que refleje tu personalidad.

Imprimir Enviar

Por: Rita Domínguez

Dicen que no hay novia fea y casi estoy de acuerdo. Casi. El día de tu boda será probablemente en el que más te vas a arreglar. En una fecha así siempre cuidamos todos los detalles, ya sea el cabello, el maquillaje, los accesorios, el vestido, en fin, todo cuenta. Pero, ¿les ha pasado que llegan a una boda y la novia está tan pintada o con un peinado tan extravagante que no parece ella?

Hay una tendencia a “sobreproducir” a las novias y me parece terrible. De hecho, ese día lo único que debe sobresalir es la felicidad y autenticidad. ¿A qué me refiero?

Recuerdo que en mi boda, una prima que quiero mucho se acercó a darme un abrazo y le pregunté si le había gustado mi “look”. Ella me contestó: “¡Me encanta! Es muy tú”. Nunca olvidaré esa frase, fue el mejor piropo que recibí esa noche.

Las novias que más me gustan son las que más se parecen a ellas. Con esto no quiero decir que no te esfuerces en los detalles, o que no te pongas un vestido distinto a lo que normalmente usarías. Al contario, si te gusta, ¡adelante! Sólo ten cuidado con exagerar y que no parezca que te disfrazaste.

Hace unos meses, justamente en una boda, vi a la novia y, aunque el vestido y el chongo alto no fueron mis favoritos, en ella se veían padrísimos y muy naturales. Además, estaba tan contenta que podías percibir su felicidad a un kilómetro de distancia.

En mi opinión, lo auténtico es lo mejor. Si tienes un estilo romántico, apégate a él. Si por el contrario siempre has sido súper innovadora y atrevida, ¡también se vale! Por eso mismo hay tantos vestidos, colores y formas, para que cada una encuentre lo que mejor le acomoda.

Hay muchos casos donde la novia quiere dar un mensaje diferente y transmitir una imagen de fuerza (si es que superó algún problema serio), emoción, triunfo (si tiene cincuenta años y pensó que jamás encontraría con quien casarse), orgullo (si se operó la cara y ya no es como Betty La Fea), entre otras cosas. Ninguna de estas razones es pretexto para excederse y parecer una actriz de Televisa.

El punto es que, cuando vayas a elegir el vestido, maquillaje y accesorios para casarte, debes intentar ser fiel a ti misma y tratar de reflejar tu estilo y personalidad. Pero lo más importante es que te veas feliz.

Yo te espero en Rita y Punto con muchos otros puntos para tu boda y para todos los días.


 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos