Seguro para bodas, porque novia precavida vale por dos

Seguros creados para reducir el impacto económico en caso de una situación inesperada

Imprimir Enviar

Por: Igal Rubinstein

Para toda mujer, el día de su boda es uno de los momentos más importantes de su vida y por tanto debe ser recordado como algo único y especial; hay novias que inician la planeación y preparación de su boda hasta con uno o dos años de anticipación.


Sin embargo, aún cuando planeemos cada detalle, puede darse alguna situación inesperada y poner en riesgo la inversión que se hizo para un evento de este tipo. Un ejemplo de esto, podría ser que una pareja haya decidido casarse en la playa y por cuestiones climáticas deba cancelarse.


Ante estos casos, diversas aseguradoras han desarrollado los seguros de bodas, productos que han sido diseñados para ayudar a sobrellevar los daños económicos ante eventualidades inesperadas el día de una boda.


Entre las ventajas de adquirir un seguro de este tipo, destacan:


Protección ante cancelación de boda por accidente, enfermedad o condiciones climatológicas y que se deba posponer. El seguro paga una indemnización según el monto por el que se esté asegurado.

Leer Cómo cancelar tu boda: simplificando lo difícil



Protección a invitados por accidente. Cubre cualquier lesión que llegue a tener alguno de los invitados que asista a la boda.


Servicios con proveedores. Protege contra imprevistos tales como el incumplimiento por parte de los contratistas (encargados de la comida, pastelería, bebidas, floristería etc.) Tan sólo con notificar el problema, la compañía de seguros se encargará de resolverlo. Por ejemplo, si el líder religioso o los músicos no llegan, el seguro también se encargará de enviar a tu boda otras personas que desempeñen estas funciones.


Vestimenta. Tanto el traje del novio como el vestido de la novia pueden asegurarse; esta cobertura se usa en caso de que se rompa o rasgue horas antes de la celebración de la boda. Lo que hace la aseguradora es enviar, en el menor tiempo posible, a una modista o hacer el reembolso si compras de emergencia otro traje.


El seguro se puede contratar hasta dos años antes de la realización del enlace matrimonial y su costo dependerá del gasto que se esté empleado en la boda.



¿Habías escuchado alguna vez de esta clase de seguro? Sin duda, un seguro de este tipo representa una alternativa de resguardo económico en caso de que el evento nupcial no llegue a celebrarse o algún proveedor importante falle; hoy en día este seguro se comercializa principalmente en Estados Unidos o España, donde su contratación va en aumento.



En México, podemos ver que se está empezando a desarrollar una cultura de prevención, ya que hace algunos años era difícil de pensar que pudiera existir un seguro para bicicletas o para gadgets y más aún que la gente lo contratara; por ello creo que en un futuro se podría implementar el seguro de bodas en nuestro país, así como muchos otros que aún no existen.

Con información de Igal Rubinstein, Socio Director de 4P/MX

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos