7 hábitos que pueden afectar el esmalte de tus dientes

Dientes blancos

Sigue estos consejos para que el día de tu boda tengas la sonrisa perfecta.

Imprimir Enviar

Por: Guadalupe Flores

El esmalte dental es la capa externa que protege a tus dientes, debajo de ella está la dentina y más abajo los nervios y el sistema vascular. El esmalte es muy importante para nuestra dentadura, ya que sin él nuestros dientes quedarían totalmente expuestos a los factores externos.

Cuidar nuestro esmalte es vital para tener una sonrisa colgate en la boda y conservar una dentadura sana por muchos años. El cepillado y el uso del hilo dental son fundamentales para lograrlo, pero no son las únicas precauciones que debes tener.

A continuación te decimos algunos hábitos que dañan el esmalte dental para que los evites lo más que puedas, después de todo, ¡nadie quiere ver a una novia con dientes feos!

Usar el cepillo incorrecto

Lavar tus dientes con un cepillo demasiado duro puede afectarlos severamente, pues corres el riesgo de desgastarlos.

Bruxismo

Esta palabra extraña significa que tienes un problema al rechinar y apretar de tus dientes. Existen diversos factores por los que hacemos esto, pero el más común es el estrés.

El bruxismo desgasta de manera irreversible tu esmalte, muchas veces sin que te des cuenta, ya que la presión excesiva sobre tu dentadura ocurre mientras duermes. Te recomendamos visitar a un dentista para que te haga un protector dental que uses en la noche.

Beber refrescos y café

Estas bebidas dañan el esmalte de tus dientes pues contienen azúcar y algunos ácidos que se lo van comiendo. Lo mejor es dejarlas de consumir por completo, pero si eres fanático de ellas te sugerimos que, después de beberlas, te laves la boca muy bien. Con esto eliminarás los restos que queden en tu dentadura.


Tomar o comer cosas muy frías o muy calientes

Los alimentos a temperaturas extremas no son muy recomendables para tus dientes, ya que el esmalte se irá desgastando con el tiempo y desarrollarás una sensibilidad extrema al frío o al calor.


Morder objetos

El hábito de abrir recipientes con los dientes o morder objetos duros cuando estamos nerviosos es muy malo, ya que genera una erosión prematura e innecesaria en ellos.

Fumar

Además de ser una adicción muy dañina para salud en general, fumar con frecuencia puede contribuir al mal aspecto de tu dentadura. El alquitrán y la nicotina manchan los dientes y además los sensibilizan.


Masticar chicle

Aunque sean de utilidad para disfrazar el mal aliento, los chicles son bastante nocivos para el esmalte dental, pues en su mayoría contienen partículas de azúcar que se adhieren a los dientes.

El grave problema es que las personas que los consumen tienen la idea equivocada de que los chicles limpian los dientes y por eso no se cepillan después de consumirlos.


 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos