5 cosas que la madre de la novia debe hacer en la boda

Mamá de la novia

El mejor regalo para la novia es tener a su mamá apoyándola en este día tan especial.

Imprimir Enviar

Por: Nupcias Magazine

Si de algo estamos seguras es que la novia debe sentirse como la más importante ese día, pero no podemos olvidar a la segunda mujer más importante: la madre.

Todas las que han entregado a sus hijas estarán de acuerdo que es uno de los momentos más emotivos de su vida, por eso son consideradas como invitadas de honor y tienen lugares clave en la ceremonia y durante el banquete.

Pero antes de que tomen su papel, hay ciertas cosas que no pueden descuidar. Después de todo, si en alguien confía la novia es en su mamá. ¿O no?

Hacerse cargo de la familia

Si sabe que ciertos parientes te desesperan o que lo último que necesitas es que te cuenten historias de divorcio, no debe insistir en que sean parte de la boda. Minutos antes de la ceremonia es cuando más se necesita tiempo y espacio para quitarse los nervios y entrar preparada para entrar al lugar.

Encargarse de que los hombres estén listos

La ventaja de ellos es que pueden estar bañados, peinados y vestidos en 20 minutos. Pero no por eso se debe confiar que lo harán. La madre debe asegurarse de que tanto su esposo como el de la consuegra estén arreglados y que los padrinos y pajes no se ensucien la ropa hasta que haya pasado el momento de las fotos. La mamá no debe dejar que la novia se preocupe por esas cosas.

Asegurarse de que la novia y sus damas coman algo

Con los hombres no suele haber ese problema, pero la novia por nervios puede no probar bocado y desmayarse en plena ceremonia. Además, seguro estarán tomando champaña, vino y otras bebidas y no conviene que se sientan mal en el evento. La madre puede poner comida y refrescos o agua para que todas tengan la energía necesaria.

Debe preocuparse por ella misma

Qué padre si tienen una relación en la que se dan consejos de moda la una a la otra, pero no puede pedirte cinco minutos antes que la ayudes a decidirse por un vestido.

El regalo más grande que puede darle a su hija es organizar todo y tenerlo listo a tiempo para que pueda ayudar a la novia con lo que necesite.

Debe ser la voz de la razón

Si algo sale mal, tiene que mantener la calma mientras se soluciona. Es normal que todo se complique, pero no ayuda en nada que se preocupen más.

Hay cosas que no tendrán arreglo, como que el florista entregue las flores equivocados, así que en lugar de preocupar a la hija, la madre debe hacerle ver que pequeños detalles como ese no importan al final. Debe minimizar los problemas y ayudarla para que se enfoque en lo bueno.

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos