3 tips básicos para tener un negocio y un matrimonio exitoso

Negocios en pareja

¿Quieren emprender juntos? Estos puntos son elementales para triunfar.

Imprimir Enviar

Por: Nupcias Magazine

¿Qué tienen en común un matrimonio exitoso y un negocio? Muy fácil, una buena relación entre los socios. Para lograr esto, deben complementarse, tener una buena comunicación y sobre todo ser honestos el uno con el otro. Definitivamente no puedes elegir a esa persona si no disfrutas el tiempo que pasas con ella y si no comparten los mismos valores e ideales.

Toda relación laboral es como un matrimonio. Ahora imagínate si juntas los dos y decides tener un negocio con el amor de tu vida. ¡Todo puede pasar! Sigan estos consejos para que no tengan problemas al abrir una compañía juntos:  

Comuníquense

Así como los matrimonios, las sociedades pueden fracasar. Tanto en su casa como en la oficina, díganse todo lo que les molesta del otro. No permitan que pase más tiempo sin que aclaren los puntos, ya que después el problema se puede hacer más grande.

Tomen en cuenta que tendrán dos familias, una en su casa y otra en la empresa. Todas tienen sus épocas buenas y malas, pero al final ambas son las que fortalecen las relaciones. No importa que griten, lloren, se peleen o se rían, comuníquense honestamente para que no se vayan alejando.

Lleguen a un acuerdo económico

No sólo tendrán responsabilidades en su casa, sino también en la empresa. Desde un principio establezcan los ingresos de cada uno y los gastos que se harán en su hogar y en la compañía. ¡Nunca los mezclen!

Con esto sabrán qué parte de ese dinero usarán para vacaciones, para pagarle a los demás empleados y para arreglar algo de la oficina o de su casa. Es importante también que en ambos casos tengan sus ahorros, cualquier cosa puede pasar y es mejor estar preparados para las emergencias.


Salgan a divertirse

¡Disfruten de una noche libre! No es justo que todo el tiempo hablen de la empresa y los resultados que han obtenido. Dense una noche a la semana en la que salgan y hablen de cualquier cosa menos de sus negocios. Abrir una oficina juntos no es la única razón por la que se casaron, unieron sus vidas porque seguramente disfrutan mucho de la compañía del otro.

Hagan cosas que les gusten a ambos, como ir al cine, a un spa, a cenar o a bailar. A veces las mejores conversaciones las tendrán fuera de la oficina. La clave es comunicarse de forma honesta y recordar que las sociedades deben nutrirse y que ¡juntos pueden lograr grandes cosas!



Basado en un artículo de Entrepreneur

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos