12 consideraciones que algunas novias pasan por alto

Hay detalles de tu boda que ni siquiera te pasan por la mente pero debes considerar.

Imprimir Enviar

Por: Nupcias Magazine

Ha llegado ese momento tan esperado, por fin tendrás la boda que tanto has soñado, planeado y repetido tantas veces en tu cabeza. No puedes esperar por comenzar a planearlo todo, pero resulta que todas esas increíbles ideas conllevan mucha organización y aún a pocos días de tu boda, te darás cuenta que aún te falta pagar a proveedores, terminar agradecimientos, hacer tu maleta, recoger, llevar, hablar y hacer mil pendientes más que se apoderan de tu cabeza. Hasta que tú misma te preguntas "¿por qué no hice caso y me organicé mejor?".



Para esto que no te suceda, las expertas de Sponsali Wedding Planning, te dicen las consideraciones que debes tener desde el momento en que comienzas con la planeación hasta el día de la boda.



Designa a un profesional



Recomendamos que designes a un profesional para hacerse cargo de tu boda, podrás tomar en cuenta los consejos de todos tus conocidos y hacer lo que sientas que está bien, pero al contratar a un experta en el tema evitarás muchos problemas y preocupaciones, ya que los wedding planners pueden evitar que ocurran desastres.



Por lo regular, tienen convenio con muchos proveedores por lo que te ayudarán a conseguir mejores precios, y sin duda, están capacitados para resolver cada duda o angustia que tengas. El día de tu boda lo agradecerás y quedarás más tranquila al saber que ellas se están encargando de todo mientras tú disfrutas.



Fija tu presupuesto



Bien dicen que hoy en día planeas dos bodas, la que organizas en Pinterest y la que puedes pagar. Claro que todos nos queremos casar en un lugar increíble, pero siempre es mejor definir cuánto puedes invertir para de esta manera no gastar de más en el lugar y tener que escatimar en el banquete, decoraciones y demás. Mientras mayor planeación financiera tengas, mejor quedarán todos los detalles.



Considera el ausentismo



No creas que todas las personas que invitaste van a asistir, generalmente el rango de faltantes es del 20%, aunque si tu boda es de destino, ese porcentaje aumenta. Considera este dato para que puedas tener mayor control.



Contempla tus tiempos




Coteja tus tiempos con el de tus proveedores
para que todo salga de acuerdo al orden en que lo planeaste y no entorpecer el trabajo de los demás. Es importante hablar con tu fotógrafo con anticipación para asegurarte que las fotos se tomen a buena hora, sin prisa y con luz suficiente para que tengan una buena iluminación.



Comida para proveedores



No olvides contemplar la comida para tus proveedores; esto no significa que le tengas que dar de comer a todos pero sí a los que sepas que van a pasar muchas horas en el lugar. Todos los banqueteros ofrecen un menú más económico para estas personas, sólo debes decidir si poner otra mesa para que coman ahí o hacerles algún espacio en la cocina. Así que ya sabes, si quieres que tus fotos sigan estando increíbles y tu DJ no se desmaye del hambre es importe que consideres este punto.



Transporte del juez o del cura



No des por hecho que la persona que va a oficiar tu ceremonia tiene cómo llegar a tu boda, ya que algunas veces no cuentan con coche propio y se les puede complicar llegar a tiempo, así que recomendamos que al menos una semana antes los contactes para preguntarles y asegurarte de que todo empiece a tiempo y sin demoras.



El clima importa sin importar en dónde te casas



Toma en cuenta la lluvia, el clima es un factor muy importante y por lo tanto debemos tomarlo con seriedad, muchas personas creen que porque se casan en un lugar techado no tendrán problemas pero ¿y si los baños están en un lugar retirado y debes pasar por un pasillo sin techo? ¿Y si en la iglesia no hay lugares para estacionarse y deben caminar mucho para llegar a el coche? Es muy fácil dejar pasar todos estos mini detalles pero para los invitados puede llegar a ser muy molesto, es por eso que si te casas en temporada de lluvias, te aconsejamos lo preveas comprando paraguas para tus invitados o techando los pasillos.



No experimentes con tu imagen



Por ningún motivo intentes innovar tu look el mismo día de tu boda, si nunca te peinas o maquillas con ese estilo, no intentes probar algo nuevo ese mismo día. Es muy probable que no te sientas tú misma y estés muy incómoda, por ejemplo, si sueles estar de pelo suelto y en tu boda quieres llevarlo recogido, es necesario hacer una prueba de maquillaje y peinado.



No a las dietas extremas



Si haces dietas raras antes de la boda puede llegar a ser perjudicial para tu salud y nadie se quiere sentir mal el día de su boda, siempre es mejor cuidarte pero haciendo una dieta balanceada.



Balance en tu vestido



Puede ser que a la hora de elegir vestido te vayas por el que más te guste sin tomar en cuenta que también es muy importante qué tan cómoda te sientes. Es importante que busques un balance entre comodidad y estética, si no, tu coordinación en el baile puede que se vea fatal.



En la ceremonia



Mantén bien informados a todos los que vayan a participar ya sea como parte del cortejo o ayudando con las lecturas, muchas veces las novias no le dan importancia a este punto y se ve desorganizado. Pídele a alguien que ese día se encargue de llevar las arras, el lazo y los anillos, no vaya a ser que entre las prisas se te olviden.



Disfruta



Por último y lo más importante que no debes olvidar es disfrutar al máximo todo el proceso y ese día tan esperado, seguramente todos te lo dicen pero es verdad, el tiempo se pasa volando y sin darte cuenta vas a estar en el avión de regreso de tu luna de miel, así que deja de angustiarte que todo va a salir increíble.

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos