¡Reconquístalo con estos tips!

Cuando estamos en una relación amorosa, en un principio todo es lindo y se vive en un mundo rosa lleno de amor y pasión. Sin embargo, y a medida que pasa el tiempo, el trabajo, el dinero e incluso la rutina, hacen que esa llama poco a poco se vaya apagando.

Para que puedas conservar tu relación como en un principio, te damos algunos consejos de terapeutas.

 

– Comunicación constante con la pareja: siempre expresando lo que se siente ante la relación; es muy importante nunca utilizar como arma la mentira.

 

– Llegar a ciertas concesiones para complacer al otro: por ejemplo si a uno le encantan las películas de terror y al otro de ciencia ficción, llegar a un acuerdo para complacer a ambos.

 

– Los problemas se quedan en la puerta de la recámara: cuando se llegue a la cama después de la jornada laboral, no invadir a la pareja con los múltiples problemas del día, la idea es que la habitación se convierta en un lugar de relajación y amor.

 

– Sorprénderlo con regalos: rescata los detalles perdidos; esto no quiere decir que te gastes un dineral, pues la sorpresa puede ser un simple mensaje para desearle buen día, una llamada para saludarlo, una nota, o un desayuno en la cama.

 

– Planear nuevas aventuras: los fines de semana ir a los lugares a los que nunca se haya asistido, innovar y atreverse a realizar juntos cosas nuevas para darle variedad a la cotidianeidad.

 

– Compartir algún proyecto: plantearse objetivos a cumplir como hacer ejercicio juntos todas las mañanas o colaborar para alguna causa, el punto es hacer cosas que los unan más.

 

– Mantener el buen humor: ante toda discusión o problema una sonrisa siempre será la mejor aliada, así que antes de gritar o pelear se debe respirar hondo y ver las cosas con paciencia y serenidad.

 

– Cuidar la vida sexual: que ni el tiempo ni las ocupaciones desplacen este rubro en la vida de la pareja; es muy importante.

 

– El autocuidado: nada mejor que quererse a sí mismo para lograr una constante renovación tanto en el interior como en el exterior y transmitir esa seguridad al ser amado.

 

– Cultivarlo todos los días: lo más importante es recordar que el amor es un desafío constante que tiene que cuidarse y procurarse día a día.