10 razones para tener una boda pequeña

Descubre por qué tener un enlace pequeño e íntimo es una excelente idea.

Imprimir Enviar

Por: Nupcias Magazine

Solemos imaginar nuestra boda como un gran evento, con cientos de invitados, meseros por todas partes y una pista de baile enorme –y, por supuesto, atiborrada–. Pero, ¿alguna vez has imaginado cómo sería un enlace más pequeño e íntimo? Dicen por ahí que menos es más, y en el caso de las bodas petite, también conocidas como bodas boutique, esto podría ser más que cierto… Mira algunas razones por las cuales tener una boda pequeña es una excelente idea.


Te rodearás de quienes realmente te importan

Podrás olvidarte de verte forzada a invitar a la tía de Mérida que no ves desde hace años, y con quien no te sientes ni tantito encariñada. En un enlace pequeño te acompañarán sólo tus seres queridos.


Podrás convivir con tus invitados

Siempre pasa en las bodas grandes: estar pendiente de que todo salga bien y tener que ir a saludar a todos tus invitados se traduce en que no tienes tiempo suficiente para estar con quienes realmente te importan. En un enlace pequeño no tendrás que quedar bien con nadie.

Fotos: Brooke Michaelson Photography via Ruffled BlogJ. Layne Photography via Ruffled Blog


Podrás ofrecer un mejor banquete

Las bodas pequeñas son un excelente pretexto para consentirte a ti y a tus invitados. Podrás olvidarte del clásico menú de bodas e invertir más en un menú inolvidable y personalizado. Podrás ofrecer bocadillos gourmet, vistosos pastelitos o un pastel que sorprenda a todos, así como brindar con champaña o tu vino favorito.


Pondrás más atención a los detalles

¿Quieres que tu boda tenga una decoración inolvidable? Entonces quizá sea mejor opción elegir un espacio pequeño para que ésta destaque. Puedes colocar tú misma adornos en las paredes, los pasillos y árboles (mira aquí algunas ideas). Por otro lado, podrías contratar un grupo de jazz para amenizar la cena.

Fotos: J. Layne Photography via Ruffled BlogBakerella


Disfrutarás más

Al estar rodeada por gente de confianza, te sentirás mucho más relajada y podrás disfrutar mejor tu boda. La fiesta será más una celebración entre familia y amistades, y menos una gran producción.


Tendrás más opciones de lugares

Cuando tienes una boda de 300 invitados, los lugares se reducen a jardines amplios, haciendas o salones. Sin embargo, una boda pequeña podría tener lugar en museos, galerías de arte, hoteles boutique o restaurantes.


Será un enlace recordado por todos

Tu boda no será típica, así que puedes tener por seguro que tus invitados la recordarán por siempre. 


Fotos: Photo Captiva via Flower TowneFanni Williams via Love Lux Blog


Podrás controlar mejor tu presupuesto

Te será mucho más fácil mantenerte adentro de tu presupuesto, pues, además de que podrás controlarlo todo, evitarás muchos imprevistos propios de los grandes enlaces.

Podrás lucirte con los detalles

Tendrás tiempo y dinero para hacer recuerditos personalizados, quizá hechos por ti misma (lo que les añadirá muchísimo valor). Podrás crear tus propios centros de mesa con Mason Jars, encaje y flores de temporada, y colocar detalles inolvidables para consentir a tus invitados, como vasos con sus nombres, jarrones de limonadas de sabor o pastelitos hechos en casa.

Ahorrarás para luna de miel más exótica

El dinero que ahorres en tu enlace podrás invertirlo en la luna de miel de tus sueños. En lugar de gastarse cientos de miles de pesos en un enlace, usen ese dinero para embarcarse en un viaje romántico inolvidable.

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos