Suscríbete

Nupcias 129

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Vida en pareja

4 razones por las que una pareja fracasa según la ciencia

Por:

05-07-2017, 4:12:49 PM

John M. Gottman puede saber si una pareja funcionará prestándole atención cinco minutos.

Si hubiera una receta mágica para hacer funcionar un matrimonio, todos correríamos a comprarla ya que nadie debería pasar el doloroso trance de una separación.

Lo sabemos, ‘divorcio’ es una palabra que no está en tu radar en estos momentos, y aunque no es motivo para tener una actitud pesimista, resulta recomendable conocer algunos aspectos que los podrían llevar a mal puerto.

En efecto, el amor, las ganas de luchar, el conocimiento que tienen el uno del otro, entre muchos factores, los ayudarán en este viaje llamado matrimonio. No obstante, deben ser conscientes de los riesgos que se corren cuando ambos aceptan algunos detalles fundamentales bajo el pretexto de: “ya se nos pasará”, “yo soy así y que me aguante”, “él es así y nada puedo hacer”, “las diferencias se acabarán cuando nos casemos”, “las cosas que hoy me molestan de su familia no lo harán en el futuro” y un larguísimo, pero de verdad larguísimo, etcétera.

Consejos de los expertos

Se dice que el terapeuta estadounidense John M. Gottman puede prestar atención a una pareja por cinco minutos y saber si está destinada al fracaso. No es un don mágico, sino un conocimiento científico avalado por más de 40 años de estudio a matrimonios de todo tipo.

El experto plasmó las conclusiones de sus investigaciones en su libro Siete reglas de oro para vivir en pareja. En él, afirma que el secreto para mantener una relación sana reside en aprendar a escuchar y comprender al otro, pues las supuestas diferencias irreconciliables a menudo no son más que malentendidos, apreciaciones erradas sobre lo que el otro quiere, simple indiferencia o poca voluntad de cambiar.

Todos sabemos que es necesario estar al pendiente de los pequeños detalles para sortear el riesgo de ahogarnos en un vaso de agua y terminar una relación. Sin embargo, en esta ocasión queremos compartirles las cuatro cosas que, según Gottman, matan las relaciones de facto.

Posiblemente, a esta altura de su relación ninguna de las actitudes que enlistaremos se ha presentado, pero nadie está exento de caer con el paso de los años, así que tengan cuidado. Asimismo, si hay algún foco rojo en su relación, es momento de hablar y resolverlo. No tiene nada de malo acudir con un profesional, recuerda que pedir ayuda, lejos de delatar debilidad, los hará aún más fuertes.

1. Crítica

Tener algunas quejas es normal pero la crítica se trata de algo más profundo, pues ataca directamente a la persona y no su comportamiento. Por ejemplo, algún miembro de la pareja piensa que si el otro no saca la basura a tiempo no es simplemente porque se le olvidó, sino porque es un mal individuo, egoísta o flojo. Y juicios de esta naturaleza se reiteran sistemáticamente. Además, son pocas las veces que reconoce las actitudes positivas de su cónyuge.

2. Desprecio

Los típicos gestos de “otra vez con tus tonterías”, la burla, el humor hostil y peor aún, los insultos, son un veneno que se va metiendo poco a poco en un matrimonio hasta destruirlo. Ninguno de los dos debe permitirlo. Es muy difícil resolver un problema si tratan las dificultades con desprecio, sarcasmo o exageración. Los sentimientos del otro deben respetarse y si vemos por debajo a la pareja, el amor no podrá florecer.

3. Actitud defensiva

Este es un clásico que se cuela sigilosamente y cuando se dan cuenta, todo está a punto de estallar. Cada vez que hay un problema, uno de los dos se dedica a inculpar: “siempre lo haces”, “nunca lo haces”, “tú, tú, tú…”. Jamás se responsabilizará de sí mismo.

Las cosas nunca las comienza él, y por alguna razón, el otro acaba pidiendo perdón para “disipar” la crisis. Eso se llama manipulación. Y es una dinámica mortal porque echar culpas solo intensifica los conflictos sin resolverlos.

4. Actitud evasiva

Eludir enfrentamientos hará la bola de nieve tan grande que no serán capaces de detenerla por más que quieran. Este es el típico caso de “te lo he intentado decir desde hace tres años y nunca me has escuchado, ahora quiero que nos separemos”.

El evasor sentirá que el otro lo está abandonando, pero no se dará cuenta de que nunca quiso encarar los obstáculos para vencerlos. Cerrar los ojos no hace que la luz desaparezca.

[Artículo ‘Enemigos de la relación’ extraído de de Nupcias Magazine número 122 edición diciembre – enero]

Aunque estudié Filosofía, ahora me dedico a viajar, comer, ir al teatro, leer y escribir todo lo que puedo. Este año, emprendí el viaje más maravilloso y retador al que me he visto expuesta: terminar mi primera novela. También escribo sobre literatura, bodas, viajes, gastronomía, arte y teatro para varias revistas mexicanas.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios

Lo último

Pasteles

¿Un pastel de boda de Vera Wang para Ladurée? ¡Sí, por favor! Si los diseños de Vera Wang fueran postres, ¿cómo serían? ¡Descúbrelo! María Elena Gallegos

Actualidad

Los libros de Virginia Woolf que tu feminista interna debe leer Los libros de Virginia Woolf han inspirado a las feministas de hoy, por lo que nada mejor para conmemorar el natalicio de la escritora que leyendo sus creaciones. María Elena Gallegos

Boda

6 tipos de bodas religiosas que tienes que conocer Desde la ceremonia católica hasta la hindú, te contamos todo sobre los diferentes tipos de bodas religiosas. Mariel Otero del Río

Fotografía

Inspírate en estas fotos para tu álbum de boda Como cada año, expertos de todo el mundo participaron en el concurso MyWed Award. Inspírate en estas fotos de bodas premiadas y logra el mejor álbum. Sandra Notario

Boda

Logra estos detalles para una boda espectacular Los pequeños detalles hacen la diferencia. Si quieres tener un enlace memorable, implementa alguna de estas ideas. Sandra Notario

Vestidos de Fiesta

SAG Awards 2018: Los mejores vestidos de la alfombra roja Los vestidos más espectaculares y la tendencia de la alfombra roja de los SAG Awards 2018. Mariel Otero del Río