Buscador
Ver revista digital
Destacado

Zonas erógenas de los hombres, hazlo explotar de placer

17-04-2020, 6:36:47 PM Por:
Zonas erógenas
Zonas erógenas

Descubre su humanidad y hazlo explotar.

Si hay algo que nos encanta a los enamorados, y también a los que no, es poder tocar y besar al otro, ir poco a poco subiendo la intensidad, hasta llegar al clímax. Ese proceso es diferente en cada persona, pero sin duda hay ciertas áreas en el cuerpo que nos hacen encender en un segundo, e incluso hay algunas que ni sabías podían poner la piel chinita a tu amante. En esta ocasión nos vamos a concentrar en las zonas erógenas de los hombres, ¡hazlo explotar de placer!

Primero hay que aclarar que no todas encienden a todos los hombres y es completamente normal. Por eso, es importante que experimenten y vean juntos cuáles son sus zonas preferidas y más sensibles.

Espalda

Masajea los músculos de su espalda. Además de relajarlo lo puede excitar muchísimo. Para variar el juego, usa aceites o talcos y claro, para algunos arañarlo también funciona de maravilla.

Pezones

Para ambos sexos es una fuente inagotable de placer. Esto se debe a que están llenos de vasos sanguíneos y terminaciones nerviosas. Se pueden estimular con besos, caricias y hasta la lengua. Solo recuerda ir lento, no es usual que ellos sean receptivos a la primera a este tipo de contacto, pero sí es una de las zonas erógenas de los hombres.

Orejas y cuello

Esta zona erógena tiene una gran cantidad de terminaciones nerviosas que estimulan el deseo. Tanto en el juego previo como en el acto, desde un gemido hasta hablarle al oído, el contacto allí es explosivo. Muérdelo cerca de la vena yugular y en los lóbulos. También puedes humedecer el área y luego soplar lentamente, la causará escalofríos, pero en el buen sentido.

Cabello y cabeza

Aunque no lo creas, a lo hora de tener un encuentro sexual, la cabeza es muy importante. Con tus dos manos ve subiendo desde su nuca y mete tus dedos entre su cabello, luego para añadir un poco más de pasión jala un poco su pelo y checa su reacción. Créeme, lo va a disfrutar ya que son sensaciones que no tiene todos los días.

Labios

¿A quién no le gustan los besos? Bueno a Julia Roberts en Mujer Bonita, pero en general, no hay quien se resista. La verdad aquí lo más relevante es la química que tengan al besarse. Dependiendo de gustos pueden morder, jalar la lengua, succionar, llenar o no de saliva, el punto de nuevo es experimentar.

Trasero y ano

¡Oh si! Son muchos los que se excitan cuando acaricias, das unas ligeras palmaditas o agarras firmemente su derrière. Con respecto a su ano, lo mejor será que tengan una plática previa antes de tocar esa zona. Tener sexo anal heterosexual aún es un gran tabú que envuelve a la sexualidad. Sin embargo, el punto G del hombre (o punto P) se encuentra aproximadamente entre 5 y 7 cm de la entrada del ano y se puede identificar porque tiene el tamaño de una nuez. La gran noticia es que este se puede estimular directa e indirectamente.

Muslos, piernas y pies

Estos son sitios en los que casi nadie experimenta, ¡error! Empieza por pasar tu dedo índice por todo lo largo, poniendo especial atención en la parte interna hasta casi llegar a su entrepierna, allí paras y vuelves a comenzar. ¡Lo volverás loco!

En cuanto a los pies, el asunto es más visual. Lo que le fascinará ver es tener enfrente a una mujer literalmente a sus pies. Haz lo que te haga sentir cómoda, desde lamer, chupar, besos o solo jugar con tus manos.

Próstata

Aunque el punto de placer se encuentra por dentro, como ya mencionamos, hay una manera de llegar externamente. Puedes estimularla presionando el perineo, la zona entre los testículos y el ano. Humedece o pon lubricante en tu dedo pulgar y haz movimientos circulares con un poco de presión. No podrá creer las sensaciones que va a experimentar.

Escroto y testículos

Aquí ten mucho cuidado, son áreas demasiado sensibles al tacto. No obstante, el disfrutará mucho de un suave masaje en el escroto con la punta de tus dedos, con movimientos circulares o tu lengua. Otra técnica, es meter uno de sus gemelos a tu boca y jugar un poco, pero siempre siendo delicada.

Punta del pene y frenillo

Llegamos una de las zonas erógenas de los hombres que más les interesa a las personas. Todo el tronco del pene tiene miles de terminaciones nerviosas que a un roce lo puede poner a mil, pero en la punta y el frenillo lo es mucho más. Este último es la piel que une al prepucio con el glande, por debajo del pene y proporciona grandes oleadas de placer. Para estimularlo usa tu lengua, muévela de arriba abajo mientras procuras que el área esté bien lubricada.

Para la punta del pene también utiliza tu lengua y tus manos. Agarra el tronco con toda tu mano y con el pulgar haz movimientos circulares y de arriba abajo. Para una súper estimulación: con una mano toma su pene y con la otra, bien lubricada, mueve toda la palma en la punta. Advertencia, esta técnica puede llegar a ser demasiado intensa y hasta puede lastimarlo.

Relacionado:

cómo excitar a un hombre cómo tocar a un hombre placer Salud sexual sexo zonas erógenas de los hombres
mm Creyente del amor verdadero y la magia de encontrarlo. Cursi y geek de clóset. Amante del cine, las series y las sagas. Siempre digo que al cambiar tu cabello, cambiará tu vida.
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Mag21
Comentarios