Suscríbete

Nupcias 129

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Salud y Sexualidad

Sé una novia zen y llega al altar con toda tranquilidad

Por:

03-04-2019, 9:00:32 AM
Sé una novia zen y llega al altar con toda tranquilidad.

No dejes que el estrés y los nervios arruinen tu gran día.

Te vas a casar. Cuánta mezcla de sentimientos, nervios y pendientes. Todo para que el gran día sea perfecto. Y es que el objetivo principal de la boda es la celebración en honor a la unión. Principalmente, el enlace entre esposos, pero también entre familiares, amigos, seres queridos. Sin embargo, en ocasiones, toda la carga de euforia y estrés hace que puedas olvidarte del vínculo más importante, la conexión contigo misma. Aprende a lidiar con ello y sé una novia zen.

El yoga ha sido practicado desde hace muchísimos años. Esto se debe a que va mucho más allá de la práctica física, siendo uno de los efectos más lindos que genera, el regresarnos a ese estado de paz y claridad. Esta disciplina es la unión entre conciencia y corazón, para celebrar la verdadera naturaleza de las personas, que es ser felices.

¿Qué mejor que una práctica así de poderosa, como antesala al capítulo que cambiará el rumbo de tu existencia y la de tu futuro compañero de vida? Te decimos por qué recomendamos a una novia continuar o comenzar a practicar yoga antes de que llegue el día de la boda, según una voz experta, la de Adri Zavala.

Un espacio para ti

Siempre es más sano para todos convivir con una novia zen, que con una bridezilla. Cuando decides regalarte un momento del día donde lo demás queda en pausa y te dedicas a ti, todo te sonríe de vuelta. Te reconectas contigo y practicas el amor propio (ingrediente clave para compartir con otra persona).

No worries

Porque algo puede no salir como planeabas (y casi seguro pasará). Así que una ejercitación constante de esta disciplina nos regala la oportunidad de aprender a respirar. Esto es clave para poder reaccionar de manera distinta ante lo que no sucede tal cual pensamos. Agregarle al día una práctica de yoga con pequeños detalles como esencias de mandarina con romero o lavanda y ciprés, hace que por unos instantes, cambiemos la mentalidad de pesimista a positiva.

Here and now

En resumen, vivir el ahora. La disciplina implica una concentración absoluta entre respiración, movimiento y enfoque. Tratar de estar presentes dentro y fuera del tapete de yoga, podría ser una manera en que vivas mucho más toda esta aventura. Incluso, complementar la práctica física con una especie de diario de agradecimientos puede convertir cada día en una memoria bella. Imagínate leer meses después todo lo que sentías antes de tu enlace.

Flexibilidad

Seguramente has escuchado esta como uno de los beneficios de hacer yoga. Buenas noticias ¡es cierto! Pero es una habilidad que va mucho más allá de lograr tocarte los talones. Parte de esta flexibilidad, es recordarnos que no siempre todo saldrá tal cual esperábamos y que aun así es perfecto.

La boda es uno de los momentos que más sonrisas te deben sacar, incluso lágrimas de felicidad. Regálate el espacio para experimentar el yoga. Verás cómo muchas veces, esos momentos de desconexión, conspiran de manera poderosa para una unión directa al corazón. A celebrar el poder de ser tú.

Con información e imágenes de NoWorries.

Relacionado:

5 claves para reconocerte como una mujer auténtica

5 tipos de yoga y sus beneficios