Buscador
Ver revista digital
Actualidad

No quiero tener hijos, ¿es algo extraño?

08-11-2021, 9:06:00 AM Por:
mama
© @quokkabottles

¿Te juzgan por no querer tener hijos? Leer esto te servirá...

Alguna vez has escuchado el termino “mujer NoMo”? Significa “No Mother” y esto hace referencia a que hoy en día cada vez son más las que deciden no dar a luz. Al anunciarlo (o simplemente responder las preguntas indiscretas de quienes ansían saber por algo tan personal), se enfrentan a críticas severas. Y es que, a estas alturas, hay quienes piensan venimos a eso a este mundo.

Como señala el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi), basado en los datos generados por la Encuesta Nacional sobre Discriminación, de 1960 a la fecha, la tasa global de fecundidad ha ido a la baja. En la Gaceta de la UNAM se precisa que de siete hijos el promedio disminuyó a dos, especialmente en aquellas que viven en contextos urbanos.

Y entonces…

¿Quién te va a cuidar cuando seas viejita? Te vas a quedar sola si no tiene hijos. Las mujeres nacimos para ser mamás… ¿Te suena?

Algunos estudios demuestran que una mujer, a mayor grado académico, menos descendientes tendrá. Las partes que juzgan a las NoMo, piensan que es una cuestión de inmadurez.

Razones

Cada mujer es un mundo y es muy respetable si quieres tener o no bebés. Quizá, basadas en su infancia, no quieren repetir patrones sufridos. Algunas deciden, simplemente, dedicarse en tiempo para sí mismas, pareja, carrera, trabajo. La economía también pesa, es caro mantener a una criatura. Otras tienen miedo del parto y hay quienes aseguran que traer una vida a este mundo, como está, no es justo.

La soledad no es algo a qué temerle. Y nada garantiza, además, que tus hijos van a cuidarte cuando seas mayor.

“Sea como sea, es fundamental echar por tierra la idea de que las mujeres NoMo tienen algún problema psicológico, sufrieron algún trauma en la infancia o son lesbianas, aspecto que no interfiere con el deseo y la posibilidad de que sean madres. Muchas de ellas manifiestan que tienen otras prioridades en su vida, como desarrollarse en el ámbito personal y profesional, o que sencillamente no se sienten atraídas por el proceso que las convertiría en madres. Sin embargo, no les resulta fácil asumir esta posición porque, a partir de la creencia de que el deseo de ser madre es universal e innato, y, por consiguiente, está presente en todas las mujeres, la sociedad ejerce una presión muy fuerte sobre ellas”, indicó Tania Rocha Sánchez, académica de la Facultad de Psicología.

Relacionado:

Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias