Buscador
Ver revista digital
Destacado

¿Es legal usar gases o inmovilizadores como defensa personal?

02-03-2020, 9:00:00 AM Por:
¿Es legal usar gases o inmovilizadores como defensa personal?
© CRS Journal ¿Es legal usar gases o inmovilizadores como defensa personal?

En algunas entidades sí están prohibidos, aunque todo depende de cómo se utilicen estos dispositivos

La defensa personal es aquella con la que se repele una agresión real, actual o inminente, para proteger nuestra vida, integridad y nuestros bienes. Se trata de una de las “causas de exclusión” del delito que se contemplan en todos los códigos penales de nuestro país. Una mujer puede utilizar aerosoles con gas pimienta o inmovilizadores, sin que ello signifique que está cometiendo una conducta indebida o un delito.

En México, este tipo de dispositivos no tienen una regulación uniforme. El Código Penal Federal no los contempla, mientras que en estados como Puebla o Jalisco su portación puede ser sancionada si el artefacto se utiliza sin una causa justificada.

Ante el incremento de la inseguridad y la violencia en contra de la mujer, su venta ha aumentado de manera informal, y también vía online. La importación no está prohibida, los dispositivos pueden adquirirse en línea en tiendas de Estados Unidos y tienen envíos a México.

No estás cometiendo un delito

Si eres mujer y utilizas un gas o un inmovilizador para evitar que te asalten o te secuestren, no estás cometiendo ningún delito. Tienen la función de defensa, y aunque el agresor resulte lesionado, ningún Ministerio Público puede acusarte por ello. Sin embargo, es importante saber cómo utilizar estos dispositivos, cuándo y conocer cuál será la magnitud del posible daño que reciba el atacante.

Antes de utilizar alguno de estos instrumentos, debes estar consciente de que si te amenazan con un arma de fuego lo mejor es no utilizarlos. Podrías poner en riesgo tu vida y la de tus acompañantes. Si tienes hijos pequeños no deben portar ni usar estos aparatos, ya que el riesgo de que ellos mismos resulten lastimados aumenta.

Podemos defendernos usando estos dispositivos, siempre y cuando la amenaza sea real. Pero si únicamente la utilizas para agredir, sin razón o motivo, entonces sí se comete el delito de lesiones.

Mostrarlo sirve como disuasor

Ante las enormes deficiencias de las autoridades, los gases e inmovilizadores son una alternativa para la defensa personal de las mujeres mexicanas, sin embargo, no son la única solución para los problemas de violencia e inseguridad que padecemos en nuestro país. Hay que reducir al máximo la posibilidad de sufrir un ataque o asalto, observando cuidadosamente nuestro entorno, para evitar realizar actividades que nos pongan en riesgo.

Por ejemplo, no saques efectivo de los cajeros automáticos, trata de hacer la mayoría de tus compras con tarjeta de débito, o a través de operaciones electrónicas. Cuando acudas al cajero, saca poco dinero, no vayas de noche, no elijas cajeros o bancos que estén en lugares aislados o solitarios.

En las tiendas, donde también han aumentado los robos y asaltos a mujeres, no dejes tu bolsa en el carrito, ciérrala y mantenla al frente de tu cuerpo.

Si aun tomando todas estas precauciones decides comprar un spray o un inmovilizador, debes portarlo en tu mano cuando estés en lugares públicos, o caminando en la calle, pues para defenderte de nada te sirve si lo dejas en el bolso. Mostrarlo también sirve como disuasor. Pero recuerda, mucho cuidado con las armas de fuego, podría ser contraproducente.

Así está la regulación

Debes estar consciente que en algunas entidades del país los policías pueden detenerte si te ven con un dispositivo de este tipo en la mano. Generalmente lo hacen para extorsionarte, sí, por desgracia, en México en ocasiones también debemos desconfiar de las fuerzas policiacas. No obstante, si no estás agrediendo a nadie, una detención de este tipo es ilegal.

El Código Penal de la Ciudad México, así como el Código Penal Federalno mencionan en ninguno de sus artículos a estos dispositivos. Lo mismo sucede en Aguascalientes, Durango, Baja California, Baja California Sur, Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Guanajuato e Hidalgo.

Las entidades que consideran a los “gases asfixiantes o tóxicos” como armas e instrumentos prohibidos son Puebla, Michoacán y el Estado de México. En Jalisco, el Código Penal establece, en su artículo 119, que se impondrán de 10 a 50 días de multa, o de 20 a 100 jornadas de trabajo a favor de la comunidad, a quien “regale, compre, venda o porte, sin causa justificada” algún instrumento que pueda ser utilizado para agredir (objetos pirotécnicos o que contengan material inflamable, corrosivo o explosivo).

A su vez, la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos menciona, en su artículo 41, que las “armas de gas” están sujetas a las disposiciones de esa norma. Sin embargo, como no se dan más detalles, no puede aplicarse en el caso de la portación o uso para defensa persona.

Presentaciones

Algunas empresas fabricantes de gas pimienta están implementando nuevos diseños principalmente para su uso con mujeres. Hay ya tacones con compartimentos y labiales con el instrumento oculto.

¿Es legal usar gases o inmovilizadores como defensa personal?
RT RT
Mace
Pinterest

Sabemos que existe una regulación dentro del país y por eso resulta importante informarnos de su uso, aprender a portarlo, tomar precauciones y saber las consecuencias dentro de alguna situación en peligro.

Relacionado:

¿Te interesa el mundo del emprendimiento?
Conoce Emprendedor.com el medio lider en contenido de Ideas de Negocio, Startups, Finanzas, Noticias para emprendedores, Franquicias, Marketing, Inspiración, síguenos y proyecta lo que eres.

mm Es la revista preferida en el ámbito empresarial por sus temas, reportajes y artículos de investigación y el puntual análisis que realiza del entorno económico del país, con comentarios y recomendaciones de presidentes y directores de las empresas más reconocidas. Es catalogada como la revista de negocios más seria del país por su calidad editorial. Gracias a una base de datos propia, Alto Nivel llega por mensajería privada a la oficina de presidentes y directores generales de las empresas más importantes de México.