Lo que tus invitados hablarán de tu boda

Sabemos que cuando haces la lista de quienes te acompañarán en tu enlace, piensas en las personas más allegadas (y uno que otro compromiso). No obstante, aunque te adoren, los juicios de opinión no se hacen esperar. ¿Tienes idea de lo que tus invitados hablarán de tu boda?

Y aunque lo que ellos piensen no te debe quitar el sueño (a final de cuentas es TÚ día y el de tu pareja), sí nos gusta que todos queden encantados. La boda representa meses de preparativos, ilusiones y muchísimo dinero.

Al ser seres sociales, nos importa el qué dirán. Si realmente no le dieras peso a que te juzguen, te casarías en una boda de dos en Las Vegas o en alguna playa solitaria. La verdad es que el banquete es un pretexto para compartir con los tuyos la felicidad que te embarga.

Pero como te decía, hay cosas que los invitados hablarán de tu boda. ¿Por qué mencionarlas? Representan una guía de lo que debes cuidar con muchísima atención. ¿A qué nos referimos?

La comida

El banquete es crucial. Debes escogerlo con cuidado, contemplar a los alérgicos y esforzarte porque el menú sea delicioso. No olvides el servicio. Si los meseros son amables, todo está rico y llega caliente a la mesa, tus invitados estarán felices. No tienes que dar lo más caro para complacerlos.

Cómo te veías

No nos cansaremos de decir que la boda es de dos. No obstante, el foco de atención eres tú. Tu maquillaje, peinado y accesorios debes estar perfectos. ¿Y el vestido? Digno de una princesa. No escatimes en eso.

El acomodo de las mesas

Cuando empieza la música todo el mundo se levanta y va de mesa en mesa a placer. De cualquier forma, pasarán mucho rato de la cena, el brindis y demás con quien les haya tocado. La asignación de asientos es una tarea (casi matemática) que garantiza que todos digan que el ambiente fue extraordinario.

Factor sorpresa

Sin cohetes que asusten ni espectáculos poco afortunados (como una orquesta que se empeñe en tocar sólo cumbia por horas), los detalles hacen la diferencia. Prepara momentos cumbre durante las horas que dure el banquete. ¿Ejemplos? Un brindis, fuegos artificiales, carritos de helado y amenities para los diferentes momentos.

La boda es de dos

He ido a muchas bodas donde la novia anda por un lado y el novio por otro. Si no disfrutan la boda juntos, bailan, van a las mesas y conviven (entre ustedes) la percepción que se llevarán todos es que falta amor. Así de simple.

La música

Uno de los mayores retos es mantener la pista de baile llena. Si la música no está buena, el ánimo no será de júbilo en lo absoluto. Garantiza la lista de canciones prohibidas y también, de las infaltables.

El lugar

Además del presupuesto, los sueños acumulados de la pareja y el concepto de la boda, el lugar donde se realizará el enlace debe ser de fácil acceso. No porque amas la montaña harás que las abuelas trepen hasta la cima. Es decir, garantiza que todos lleguen sin problema y no hagas sufrir a nadie con tus ocurrencias. Para antojos está la luna de miel.

Los servicios

El valet parking, los baños equipados, los meseros… todo lo que tus invitados necesitan para estar cómodos y muy bien atendidos es fundamental.

Relacionado:

Qué responder cuando tus invitados te piden un +1

10 cosas que los invitados odian en una boda

 

mm
Sandra Notario

Directora editorial de Nupcias. Con la fortuna de tener dos patrias (Cuba y México) me declaro una fiel amante de la sinceridad, la vida, el mar, los seres humanos transparentes y los canes. La magia de las bodas y el amor son mi mayor motivo para crear, cada día, historias inspiradoras.

No Comments Yet

Comments are closed