Las iglesias más bellas de México

Las iglesias de México demuestran la fuerte influencia católica de nuestro país. No hay ciudad ni pueblo que no tenga su propio espacio de adoración. Existen algunos que, además de seguir en pie desde hace siglos, sobresalen por su belleza arquitectónica.

Sin importar nuestras creencias religiosas, vale la pena hacer un recorrido por algunos de estos templos e iglesias. Y es que no solo embellecen las calles, sino que son parte de la historia de México y su arte.

Iglesia de Santo Domingo
CDMX

 

A un costado de la Plaza de Santo Domingo, en el Centro histórico de la Ciudad de México, se encuentra esta iglesia barroca que se concluyó en 1530. Es todo lo que queda de lo que fuera un convento de la Orden de Santo Domingo. Fue construido con cantera gris y revestimientos de tezontle (roca roja de origen volcánico). Su retablo principal es una obra neoclásica de Manuel Tolsá.

Entre los santos que verás en esta iglesia se encuentra el Señor del Rebozo, que es muy venerado y los fieles le ofrendan rebozos cuando se han cumplido sus plegarias.

Parroquia de Santa Prisca
Taxco, Guerrero

Pedro Lastra, Unsplash

Esta es una de las iglesias más notables del Estado de Guerrero. Fue construida en el siglo XVIII por orden de don José de la Borda, un prominente empresario minero. Es, desde cualquier ángulo, un prodigio donde la arquitectura, la escultura y la pintura se funden en el simbolismo.

En el interior de la parroquia podrás contemplar sus nueve retablos cubiertos con hoja de oro y pilastras de cantera rosa.

Iglesia de Santa María Tonantzintla
San Andrés Cholula, Puebla

En este singular templo, construido a finales del siglo XVIII, está uno de los más bellos ejemplos del estilo barroco popular mexicano. Por fuera, esta iglesia parecería como cualquier otra, pero su interior sorprende a todo aquel que lo visita. Sus muros, bóvedas y cúpula están repletos con querubines y ángeles de claras facciones indígenas parecen derramarse entre una verdadera selva de frutas tropicales y follaje de gran colorido.

Templo Expiatorio del Santísimo Sacramento
Guadalajara, Jalisco

Foto: Alfonso Zapata, Nupcias Magazine

Este templo llama la atención de cualquiera que visita el Centro Histórico de la ciudad de Guadalajara. Es una joya arquitectónica de estilo neogótico, pues es la máxima obra en su estilo en México.

Empezó a construirse en 1897 y la obra fue detenida en 1911 debido a la Revolución Mexicana. Finalmente fue terminada hasta 1972. Uno de los detalles que más llama la atención es su reloj, el cual fue traído desde Alemania. Cuenta con cuatro carátulas iluminadas y 25 campanas que entonan igual número de piezas musicales.

Templo de Santo Domingo
San Cristóbal de las Casas, Chiapas

El Templo de Santo Domingo en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, es uno de los lugares más icónicos de este Pueblo Mágico. Fue construido en el siglo XVII y al día de hoy representa una de las máximas expresiones del barroco chiapaneco y del arte colonial mexicano.

En su interior, guarda un púlpito labrado en una sola pieza de roble y el cual ha sido considerado uno de los bellos de toda América.

Parroquia de Santiago Apóstol
Chignahuapan, Puebla01

Construida por los franciscanos, esta parroquia roba las miradas de los turistas sobre todo por su colorida fachada, digno representante del barroco indígena. En su parte superior encontrarás la imagen del santo montado a caballo y, en su torre lateral derecha, un elegante reloj de la fábrica Centenario de Zacatlán.

mm
México Desconocido

México desconocido es el referente global para conocer y viajar en México.

No Comments Yet

Comments are closed