Glosario: Cómo describir tu vestido de novia (segunda parte)

Describir tu vestido de novia a la perfección es toda una odisea. Para que puedas hacerlo, te dejamos la segunda parte de nuestro glosario. Uno que toda novia debe conocer antes de comprar su atuendo.

– Frunce

Es el conjunto de arrugas localizadas estratégicamente dentro de un diseño. Su objetivo es obtener efectos visuales que ayuden a estilizar la silueta. Normalmente se encuentra a lo largo del talle, debajo del busto, en la cintura o en un costado. Esto para eliminar el sobrante de tela, creando un recogido permanente. También puede usarse en la unión entre una falda demasiado grande y el talle. Además puede ir en la base de la cola del vestido, pues ayuda a recoger la amplitud de la cauda en un punto específico.

Georges Hobeika

– Plisado

Pequeños dobleces de tela elaborados por medios mecánicos o manuales. Por lo general, se fijan en una máquina especial que los somete a altas temperaturas y una presión constante. La técnica funciona mejor en fibras sintéticas, pues permiten mayor durabilidad.YolanCris

– Ruedo

Orilla de la línea del dobladillo del traje. El largo es variable, pero siempre lleva algún elemento decorativo. Entre ellas están:

  • Cenefas o piezas anchas de tela: en contraste que crean una combinación interesante de texturas
  • Bies: una suerte de listón de no más de dos centímetros de ancho. A menudo es cortado de la misma tela que el vestido a 45 grados en la dirección del tejido, lo que aporta elasticidad.
  • Crin: tejido de malla parecido al tul. Se cose en el ruedo de la falda y sirve para mantener abierta la amplitud. De esta forma, crea un efecto de olas.

Carolina Herrera

– Sobrefalda

Se denomina así al faldón que se adhiere al vestido principal gracias a un mecanismo de ganchos o cinturón. Su finalidad es servir como una cola extra para hacer la silueta del traje más dramática. La mayoría de las veces va decorada con bordados y otros elementos. La sobrefalda se retira durante la recepción para permitir a la novia una mayor movilidad. Lo que revela una cauda modesta y un atuendo que puede ser corto o con una figura más ajustada.

Oscar de la Renta

– Silueta

Es la forma que describe un vestido dependiendo de su estructura y del cuerpo de quien lo porta. Es importante encontrar un modelo que se adapte a tu figura. Te debe ayudar a resaltar las partes que te gustan y a disimular las que no. Hay contornos que favorecen a un grupo amplio de mujeres latinas como el A. Tiene talle estrecho y se abre hacia una falda con una amplitud de ligera a media. La silueta sirena beneficia a las curvilíneas. El corte princesa, que comienza en el hombro pasando por el busto y la cintura, alarga visualmente y ayuda a equilibrar la voluptuosidad. Si buscas un efecto más romántico, una columna fluida –sin la cintura marcada– puede ser un gran punto de partida.

Rosa Clará

– Transparencias

Hablamos de textiles ligeros y muy delicados que permiten la visibilidad de lo que se encuentra detrás de ellos. Pueden aplicarse a vestidos completos o usarse solamente como elementos ornamentales. En gasa, chifón, organza, tul o malla, pueden servir para simular efectos de piel al descubierto.

Vera Wang

– Velo

Se considera así a la pieza de tela que cubre la cabeza de la novia en su recorrido hasta el altar. Lo mejor es que completa el look nupcial tradicional. Los hay de diferentes materiales y características, por lo que conviene conocerlos para elegir el correcto.

  • Ballet: tiene un largo entre la rodilla y el tobillo, es informal y de gran movimiento.
  • Capilla: es más formal y posee una extensión modesta, entre 2 y 2.5 metros desde el tocado.
  • Waltz: apenas roza el suelo.
  • Catedral: está reservado para ocasiones de gran gala y se prolonga hasta aproximadamente 3.5 metros.
  • Escalonado: lleva un manto corto que cubre el rostro y que, al destaparlo, hace un efecto doble en capas en la parte de atrás.
  • Mantillas: piezas tradicionalmente españolas de encaje, tul o chifón, circulares o rectangulares, que se sujetan a la cabeza y envuelven los hombros.

Elie Saab

– Vintage

Este término hace referencia a objetos añejos –posteriores a 1920–. Por su diseño, historia, exclusividad, calidad y confección, adquieren un alto valor en el mercado al estar perfectamente conservados. Las prendas de este tipo no tienen por qué estar usadas; pueden ser nuevas pero pertenecen a varias décadas atrás. No hay que confundirlas con la ropa de segunda mano. Tampoco con las piezas retro, que se fabricaron en la actualidad pero con una estética basada en tiempos anteriores.

 

[ Artículo escrito por René Martínez y publicado en la edición 126 de Nupcias, correspondiente a los meses de agosto-septiembre de 2017. Puede tener algunas modificaciones con respecto a la versión impresa ]

Relacionado:

Glosario: Cómo describir tu vestido de novia (primera parte)

Glosario: telas para vestidos de novias

No Comments Yet

Comments are closed