Glosario: Cómo describir tu vestido de novia (primera parte)

El concepto de matrimonio no es nada nuevo, la imagen contemporánea que tenemos de las novias sí lo es. Esta visión de la ninfa caminando hacia el altar, envuelta en un vestido de novia blanco, tiene menos de 200 años.

Sin embargo, uno de los problemas más comunes de las novias es: ¿cómo describir el atuendo perfecto?

Por eso, elaboramos una guía definitiva con las palabras comúnmente usadas en los ateliers. De esta forma podrás expresar con claridad tus ideas.

– Alta costura (Haute Couture)

Piezas únicas hechas a la medida. Son confeccionadas a mano por firmas de diseñadores asociados a la Cámara Sindical de la Alta Costura de París. Cuentan con una gran cantidad de detalles, un patronaje complejo y materiales de la más alta calidad. En consecuencia, su precio es elevado.

Elie Saab

– Bordado

Trabajo de embellecimiento que consta en aplicar cuentas con aguja e hilo. Las técnicas pueden variar, así como los elementos que se utilizan. Podrían tratarse de cristales austriacos, lentejuelas, plumas, piedras naturales, listones, perlas, cuentas y aplicaciones. El precio varía dependiendo de los materiales con los que se trabaje y el número de horas dedicadas a realizarlo.

Reem Acra

– Calado

Labor de recorte que consiste en sustraer partes de la tela con la intención de elaborar un patrón o diseño. La intención es sumar un elemento decorativo a la pieza. Normalmente estas secciones simulan la apariencia de papel picado. Actualmente existe la posibilidad de obtener este mismo efecto por medio del corte láser.

Oscar de la Renta

– Corsé

Se trata del talle envarillado diseñado para estilizar la silueta. Con esto, se enfatiza la cintura y eleva el busto. Es parte de la moda nupcial como prenda exterior y suele adornársele con lazos, aplicaciones, bordados y encajes para un look romántico.

Carolina Herrera

– Drapeado

Trabajo de la tela que crea pliegues que esculpen la silueta, proyectando la idea de que el vestido de novia se ha confeccionado directamente sobre el cuerpo. Genera volumen visual si se coloca horizontalmente y estiliza si se hace en diagonal. Existen drapeados regulares, aquellos que tienen frunces de la misma talla. Los irregulares cuentan con dobleces despreocupados y no siguen un orden de tamaño.

Ellis Bridals

– Encaje

Textil decorado a base de hilos de algodón, seda, metal o lino torcidos que se van sobrehilando para formar una especie de red con otros dibujos o patrones encimados. Su proceso de manufactura puede ser manual o a máquina, lo cual altera su costo. Hay diferentes estilos:

  • Alencon: diseño delicado de flores y arcos conectados con redes tejidas que pueden o no estar bordadas con cuentas.
  • Battenberg: con motivos florales y geométricos creados por medio de lazadas que se van armando a través de los hilos.
  • Chantilly y Duquesa: ofrecen detalles ultrafemeninos como lazos, flores y figuras intrincadas con un sobrehilado que consigue mayor textura y un efecto tridimensional.
  • Guipur: promete un efecto más dramático, pues da la sensación de estar viendo el encaje a través de una lupa, con trabajos de sobrehilado más complejos y patrones grandes y repetitivos que pueden clasificarse en geométricos y barrocos.
  • Español: es una variación local con motivos específicamente de rosas.
  • Venice: ricamente sobrehilado, puede usarse para terminar las orillas de mangas, ruedos y escotes.

BHLDN

– Escarolas

También conocidas como holanes o volantes, son piezas adicionales de tela que se cosen a un vestido de novia para darle movimiento. Dependiendo de la forma en que se encuentran patronadas y confeccionadas, pueden generar más o menos volumen y una cierta idea escultural si se elige un textil pesado y rígido.

Monique Lhuillier

– Crinolina

Prenda interior que va debajo de la falda de un vestido de novia con la intención de crear una silueta más amplia. Da la apariencia de una mayor cantidad de tela o una falda aún más grande. Este efecto se consigue superponiendo capas cortas de un material ligero y rígido como el tul de diferentes largos.

 

¡Espera la segunda parte mañana!

 

[ Artículo escrito por René Martínez y publicado en la edición 126 de Nupcias, correspondiente a los meses de agosto-septiembre de 2017. Puede tener algunas modificaciones con respecto a la versión impresa ]

No Comments Yet

Comments are closed