5 increíbles fotógrafos de boda que debes seguir en Instagram

La elección del fotógrafo es una de las más importantes que tu prometido y tú tendrán que tomar. Porque, una vez que las memorias se empiecen a desvanecer, las imágenes son lo único que permanecerá para recordarles lo grandioso que fue su enlace. Por supuesto, las parejas devotas a la estética no lo dejarán al azar. Tal vez quieran rememorar su casamiento en tonos sepia. O durazno. O en blanco y negro. Pero seguro querrán que las capturas sean espontáneas, que muestren sin pudor las lágrimas de felicidad, el amor inmenso de su mascota e incluso los fenómenos naturales como el atardecer o una tormenta. Será como ver su propia película… y más vale que sea buena. ¿Necesitas ideas? Te presentamos algunos de nuestros fotógrafos de boda favoritos. Búscalos en Instagram si quieres inspiración pura y dura.

1. JFK Imagen Social.

A Juan, Karmen y Raúl les encanta contar historias naturales, sin poses. De esas que, sin percatarte, te dibujan una sonrisa de oreja a oreja. “Desde que hicimos nuestra primera boda juntos, algo cambió irremediablemente para nosotros”, relatan. “Un beso dejó de ser solo eso. [Se volvieron] historias de las que éramos testigos y con las que vibrábamos cada vez que conocíamos a una nueva pareja”. Con ellos, puedes bailar como si nadie te viera. De hecho, ese es el objetivo. “Somos fotógrafos de emociones”, dicen. Y para muestra, su galería en Instagram.

2. Lauren Scotti.

“Como no puedo volver a casarme con mi esposo cada fin de semana, tener la posibilidad de compartir las bodas de otras parejas es muy divertido para mí”, confiesa Lauren. Comenzó a tomar fotos a los 14 años y, a los 15, ya hacía bodas. Desde entonces, no ha parado. Sus obras tienen un tono marrón que resulta perfecto para las celebraciones diurnas al aire libre.

farm to table loving 💕#laurenscottiphotographer

Una publicación compartida de Lauren Scotti (@laurenscotti) el

3. Jonnie + Garrett.

Los fotógrafos predilectos de la industria están casados entre sí. “Anhelamos la aventura y los corazones salvajes”, revelan con una pasión poco vista. Su objetivo es retratar parejas obsesionadas con su amor. Aquellas que, sin pretenderlo, se vuelven a enamorar una y otra vez. A quienes no les importa ensuciar un poco sus trajes, si ello implica obtener una toma majestuosa al borde de un acantilado o en la cima de una montaña. Los soñadores y los exploradores, cuya historia de amor es una hazaña por mérito propio.

Forever over posting this engagement session.

Una publicación compartida de Jonnie + Garrett (@jonnieandgarrett) el

4. Danelle Bohane.

“Las mejores cosas para mí provienen del invaluable placer de conectar con las personas, ya sean amigos de toda la vida o caras nuevas alrededor del mundo”, dice Danelle. Las relaciones son su –no tan secreta– receta para llenar sus días de felicidad. A ella le apasiona el matrimonio como el inicio de una familia. “Gran parte de mi amor por las bodas está motivado por la complejidad emocional presente en la celebración. Desde las risas hasta las lágrimas, pasando por los abrazos cálidos y las palmas sudorosas de anticipación. No puede haber ningún sitio más emotivo”, relata. Para la fotógrafa, son esos momentos de “en medio” los más importantes y los que pueden perderse fácilmente. Pero no ante su lente. ¿Su misión? Darte fotos que te sumerjan en el sentimiento nuevamente en los años venideros.

There isn’t much more I adore than seeing brides have special moments with their mummas when getting ready!

Una publicación compartida de Danelle Bohane (@danellebohane) el

5. Jonas Peterson.

Jonas ha narrado historias toda su vida, aunque no siempre en forma de imágenes. Estudió drama y actuación antes de convertirse en escritor publicitario allá por los 90. Durante más de una década, trabajó en las mejores agencias del mundo, ganó un montón de premios e, irónicamente, se aburrió en el proceso. Tratando de volver a sus raíces –contar historias emocionales– se hizo de una cámara en 2008 y comenzó a retratar casamientos. “Me intrigaban las historias que los fotógrafos de boda contaban”, admite. “Sentía que el enlace era una cosa y ellos narraban una historia completamente diferente”. 18 meses después, ya era considerado por American Photo como uno de los 10 mejores fotógrafos de boda en el mundo. Su trabajo es como él: dramático y apasionante.

mm
Fernanda Kuri

Editora de Nupcias. Feminista, romántica incurable y adicta a la moda.

No Comments Yet

Comments are closed