Ermenegildo Zegna abre su primer atelier bespoke

Ermenegildo Zegna anuncia la apertura de su primer atelier bespoke, un espacio consagrado al servicio hecho a la medida de la firma. Ubicado en la planta superior del edificio Zegna en vía Montenapoleone (en el distrito de la moda en Milán, Italia), se trata de un salón completamente autónomo con entrada a través de via Bigli 26. Todo el proyecto gira en torno a una idea de elegancia íntima con un toque eminentemente milanés. Los signos icónicos del estilo impecable y atemporal de la década de los 50 definen el espacio, salpicado de homenajes a los arquitectos que conformaron la identidad privada y pública de la ciudad moderna: Giò Ponti, Alberto Portaluppi y Luigi Caccia Dominioni.

Lujo a la medida

Bespoke es un servicio de primera y, como tal, requiere un ritual preciso. La experiencia comienza justo en la entrada, donde un valet da la bienvenida al cliente, acompañándolo al ascensor, y de allí al taller en la planta superior de este palazzo de encanto discreto. El espacio está concebido al estilo de un taller de sastrería tradicional: se trata de un departamento con taller, con el área pública y la de trabajo conectadas pero separadas.

Pasada la puerta de madera, el atelier está amueblado con objetos vintage y nuevos, así como piezas que se refieren a la historia propia de Ermenegildo Zegna. Una fusión entre un ambiente de hogar con las necesidades pragmáticas de una tienda de lujo.

Tras pasar por la sala de espera, dos puertas corredizas de madera y metal, con una decoración geométrica que es un homenaje evidente a Villa Necchi, conducen al salón principal. Ahí, el maestro sastre y el cliente se reúnen, discuten e interactúan.

En el extremo opuesto hay un espejo de tres vías y un perchero de cuero que viene de los archivos de Zegna. La alfombra de seda refuerza el encanto modernista del ambiente, que continúa en el probador, con las lámparas Fontana Arte y puf de cuero.

La sala de sastrería, ubicada detrás de una puerta cerrada, es un espacio acogedor y sutilmente precioso. Está amueblado con piezas vintage procedentes de Trivero, máquinas de coser Necchi, lámparas Joe Colombo y sillas Levaggi.

¿Qué es bespoke?

La sastrería bespoke ofrece piezas artesanales. La generalidad es que la prenda incluya un 15% de confección industrial –se utilizan máquinas de coser para los detalles del “esqueleto” del traje– y un 85% a mano. No obstante, hay quienes prefieren una manufactura 100% artesanal y también se ofrece. Se trata de prendas exclusivas y únicas, puesto que son confeccionadas ex profeso para cada cliente desde cero. Es la sastrería de toda la vida, tal como nació.

Fotos: cortesía de Ermenegildo Zegna

mm
Nupcias Magazine

La revista de novias líder en México, donde encontrarás todos los tips para tu boda.

No Comments Yet

Comments are closed