Working girl: cómo planear tu boda en la oficina

Lo entendemos. Estás tan emocionada con el hecho de planear tu boda que quieres dedicarle cada segundo libre de tu vida, incluso los momentos que no estás realmente libre, como tu horario de laboral. Y es que, seamos honestos, siempre encontrarás algún espacio entre un pendiente y otro para dejar que tu enlace se apodere de tu mente una vez más. Pero aunque quisieras detener tus responsabilidades para entrarle de lleno a la organización, hay ciertas cosas que no puedes hacer en tus horas de trabajo.

Lo que sí puedes hacer (básicamente todo ‘online’)

1. Busca locaciones.

Ya sea que hayan decidido tener una boda de destino o en su localidad, es el momento ideal para empezar a hacerte de toda la información que internet te pueda proveer. Busca paquetes, pide cotizaciones e investiga facilidades para tus invitados.

2. Encuentra proveedores.

Busca, pide informes y compara. La mayoría de los proveedores de bodas tienen páginas de Facebook o Instagram en donde van subiendo sus trabajos recientes. Revísalas y contacta a aquellos que hayan llamado tu atención. Pide cotizaciones y cuando encuentres al que creas adecuado, concreta una cita.

3. Crea tu ‘wedsite’.

En esta época, toda boda debe tener su respectivo sitio web. Aprovecha los ratos muertos en la oficina para subir las fotos de su sesión de compromiso, agregar la información necesaria para tus invitados y demás detalles que quieras incluir.

4. Revisa y depura tu lista de invitados.

Claro, la lista de invitados es algo que se hace en pareja, así que no podrás tomar ninguna decisión definitiva. Pero puedes adelantar el trabajo e ir identificando quiénes son los invitados de los que puedes prescindir.

5. En general, haz listas.

Si aún no tienes el hermoso hábito de hacer listas, te aseguro que durante la organización de tu boda se convertirá en un gusto adquirido. ¿No me crees? He aquí la prueba.

6. Añade obsequios a tu mesa de regalos

Si estás haciendo tu mesa de regalos online, dale rienda suelta al clic izquierdo y añade todo lo que te plazca. Si han decidido hacerla en una tienda departamental e ir personalmente a elegir los obsequios, puedes ir revisando las páginas de esos almacenes para llegar con una idea el día de la selección.

7. Busca inspiración y referencias.

Recopila fotos de vestidos, flores, montajes, bouquets, botoniers, ¡de todo! No te olvides de guardar aquellas que más te gustan para que, cuando hayas definido un estilo, puedas mostrar referencias a tus proveedores. Checa nuestro Instagram para encontrar muchísima inspiración.

8. Lee consejos.

Compra a tu revista de novias favorita –cof, cof, Nupcias– y asimila todos los consejos que tienen para darte. Recuerda que para ti este mundo es algo nuevo, por eso siempre es bueno considerar los tips de los expertos.

Lo que no puedes hacer

1. Proyectos DIY.

Resérvalos para los fines de semana. ¿Te imaginas estar con la pistola de silicón pegando encaje en la oficina? Quizá no sea la mejor idea.

2. Citas con los proveedores.

Creo que está de más decir por qué esta es una actividad que debes dejar para momentos en los que estés fuera del trabajo. Si por alguna razón fuera totalmente necesario hacerlo durante tu horario laboral, procura que sea en tu hora de comida.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.