Cómo comportarse en un spa: 22 reglas básicas

Planear una boda es muy emocionante y a la vez desgastante. Para desconectarte por un momento de los pendientes, agenda una cita en un spa, ya sea por tu cuenta o en compañía de tu mamá, tu futuro esposo o tus damas. Si tienes dudas sobre cómo actuar en este tipo de espacios, sigue al pie de la letra estos consejos que, además de ser útiles, harán más grata tu experiencia. Una vez repasada la lista, ¡déjate consentir! Mereces sentirte tranquila, renovada y llena de energía antes de iniciar esta nueva etapa en tu vida.

1. En las manos correctas.

Al reservar puedes seleccionar el sexo de tu terapeuta. En caso de incomodidad con alguna de las opciones, nada como dejarlo bien claro desde el principio.

via GIPHY

2. ¡Pregunta!

No tienes por qué saber en qué consiste el masaje sueco o el tratamiento de algas. Se vale averiguar sobre el procedimiento y los beneficios que otorga. Si estás informada podrás tomar una decisión libre de desilusión o sorpresa.

3. Sé puntual.

Llega 15 minutos antes de tu cita, así tendrás tiempo para cambiarte, disfrutar de piscinas y baños turcos, y aislarte del mundo exterior.

4. Sé amable.

Nunca está de más ser cortés, tanto con el resto de los clientes como con los empleados.

5. Lleva ropa cómoda.

Elige prendas que te puedas quitar y poner fácilmente y procura que sean oscuras para evitar que los aceites que te van a aplicar las manchen. En el spa te proporcionarán pantuflas o sandalias y una bata.

6. Guarda tus objetos de valor.

Previamente a tu tratamiento, te ofrecerán un casillero con llave para que tus pertenencias estén a salvo mientras te miman.

via GIPHY

7. En silencio.

No serás la única en el lugar, así que procura apagar tu celular o bien, quitarle el sonido y dejarlo dentro de tu cajón. Tus redes sociales pueden esperar.

8. Revisa tu higiene personal.

Antes de ingresar, verifica que tu cuerpo esté limpio y no desprenda ningún olor desagradable.

9. Valora tu condición médica.

Si padeces alguna alergia, malestar físico, problema cardiaco o te encuentras embarazada, será necesario dar aviso en la recepción. ¿Estás enferma de gripa o de algún otro virus? Es mejor que asistas en otra ocasión, así evitarás contagiar a las demás personas dentro del recinto.

10. Mide tus porciones.

Suelen colocar fruta, galletas, té y agua infusionada. Sírvete con mesura. El hecho de que los alimentos y bebidas estén incluidos en el servicio no significa que puedes llevarte la charola completa a casa.

via GIPHY

11. Respeta el espacio de tus compañeros.

Habla solamente cuando sea necesario –en un tono afable y bajo– y evita moverte de un lugar a otro. Elige un asiento, toma un poco de té y disponte a encontrar paz y serenidad.

via GIPHY

12. Nadie te verá desnuda.

Si te incomoda pensar que el masajista te verá sin ropa, no te preocupes. Independientemente de su sexo, debe retirarse del cuarto para dejar que te cambies y tocar la puerta antes de entrar. Durante tu sesión, siempre estarás protegida por una sábana y solo se descubrirá la zona a tratar.

via GIPHY

13. Lleva traje de baño.

Deberás usarlo en todas las áreas comunes y en caso de que no quieras despojarte de tus prendas durante el tratamiento. De preferencia, opta por un bikini para que tu piel quede expuesta sin inconvenientes. Si se te olvida, no hay problema: estos centros de bienestar cuentan con unos desechables.

14. Mide tu tiempo.

El vapor y el sauna bajan la presión. Los expertos recomiendan permanecer, como máximo, 15 minutos dentro de ellos. No te excedas, no querrás sentirte mal.

15. En orden.

Cada alberca posee una temperatura distinta y una función particular. Ingresa lentamente por las escaleras y realiza el circuito indicado. ¡Quedan prohibidos los clavados!

16. Date una ducha.

Lo ideal es usar la regadera rápidamente para que otros clientes no tengan que esperar. Se recomienda hacerlo después de ingresar a las áreas húmedas para eliminar cualquier residuo de cloro.

17. Ajusta la temperatura.

Si sientes frío o calor durante el procedimiento, comunícaselo a tu terapeuta para que pueda resolverlo. Sentirte cómoda es vital para gozar al 100 por ciento de la experiencia.

18. Regula la presión.

Si percibes que el masajista aplica demasiada fuerza o, por el contrario, es insuficiente, externa tu sentimiento para que haga un cambio. El objetivo es que salgas restaurada.

19. Llega con la cara limpia.

Los faciales suelen engrasar el cutis y eliminar el maquillaje. Si vas a pedir un tratamiento de esta índole, es preferible que laves tu rostro con anticipación. De este modo se absorberán mejor los productos que te apliquen y obtendrás mayores beneficios.

20. Olvídate del peinado.

Algunos procedimientos pueden ensuciar el pelo y alborotarlo. Procura no agendar eventos para después.

21. ¿Con o sin propina?

Nunca es obligatorio, sin embargo, se acostumbra dejar el 10 o 15 por ciento del costo total de tu tratamiento. Es más fácil entregársela a quien te atendió al terminar la sesión, pero también puedes hacerlo al momento de pagar en caja. Esta sugerencia aplica de igual manera si se trata de un obsequio.

via GIPHY

22. En caso de cancelaciones.

Si no puedes asistir, asegúrate de rescindir con al menos 24 horas de antelación. Recuerda que la mayoría de los spas cobran el procedimiento aunque se pierda.

Escrito por: Renata Curiel Rivapalacio.

[Extracto del artículo “Dos y don’ts en tu visita al spa”, publicado originalmente en la edición 124 de Nupcias, correspondiente a los meses abril-mayo de 2017]

mm
Nupcias Magazine

La revista de novias líder en México, donde encontrarás todos los tips para tu boda.

No Comments Yet

Comments are closed