5 castillos europeos para visitar en tu luna de miel

¿Amas los cuentos de hadas? ¿Te fascinan las historias de caballeros? ¡Vive la aventura de tu vida en estos castillos europeos! KLM nos dice cuáles son los mejores 5 para visitar en tu luna de miel.

Edificadas en la Edad Media como defensa ante las guerras y adoptadas después por la nobleza, estas construcciones albergan un mundo de misterio e historia que puedes descubrir en ese viaje tan especial.

1. Neuschwanstein, Alemania.

Neuschwanstein-Alemania

¿Vas de vacaciones a Múnich? ¡Haz una parada en Neuschwanstein! A solo dos horas en coche, encontrarás este palacio que inspiró el castillo de la Bella Durmiente en Disneyland. Fue construido por el Rey Ludwig II, quien, buscando escapar de la realidad situó esta imponente edificación en la cima de las montañas.

2. Palacio de Pena, Portugal.

Palacio-Pena-Portugal

El Palacio de Pena está a 20 minutos de Lisboa. Si vuelas de la Ciudad de México a Ámsterdam y después tomas una conexión a la capital portuguesa podrás visitarlo. Se trata de una de las mayores expresiones del romanticismo en Portugal. Fue originalmente un monasterio; posteriormente quedó en en ruinas y fue reconstruido en 1838 por el Rey Fernando II, quien quería crear una residencia que reflejara la influencia del romanticismo alemán. Sus colores lo hacen muy especial: el rosa representa el viejo monasterio y el amarillo, los cambios que hizo el Rey.

3. Castillo de Drácula, Rumania.

Castillo de Dracula

¡Este castillo puede ser aterrador para muchos! Se encuentra en la zona de Transilvania, a apenas dos horas en coche desde la capital, Bucarest. En realidad, se llama Castillo de Bran, pero corre el rumor de que fue habitado por el Conde Drácula. Fue construido para defenderse del ejército otomano en el año 1377 y durante mucho tiempo fue utilizado únicamente con fines militares. Cuando la frontera rumana se movió en 1836, el Castillo de Bran se volvió menos importante. Fue utilizado para la guerra ruso-turca de 1877-1878 y en 1920 se convirtió en una residencia real. Actualmente es un museo y una de las más importantes atracciones turísticas de Rumanía.

4. Castillo De Haar, Holanda.

Castillo de Haar

El gran castillo de Haar es una de las joyas holandesas. Está ubicado en la localidad de Haarzuilens, a 40 minutos de Ámsterdam. Este castillo originalmente perteneció a la familia De Haar, pero los van Zuylen, con quienes se unieron a través del matrimonio, se apoderaron del castillo eventualmente. Fue abandonado por cerca de dos siglos, hasta que Etienne van Zuylen y su esposa Hélène de Rothschild decidieron restaurarlo en 1887. Hasta hoy, la familia van Zuylen se junta todos los años en septiembre para estar en el castillo y, a veces, invitan a personajes famosos como Roger Moore o Brigitte Bardot, quienes son tratados como si fueran de la realeza: les desempacan las maletas, tienen choferes personales y disfrutan de deliciosas cenas. ¿A quién no le gustaría ser un invitado ahí?

5. Castillo Hohenzollern, Alemania.

Castillo Hohenzollern- Alemania

Fotos: cortesía de KLM

Muy cerca de Stuttgart está el castillo de Hohenzollern. Ubicado en la montaña homónima, este castillo fue destruido en una guerra. Su reconstrucción se inició en 1454 y fue utilizado en la Guerra de los 30 años, de 1618 a 1648. Después de ser ocupado por varios grupos, estuvo a punto de derrumbarse. Pero en 1850, la familia Hohenzollern lo reconstruyó una vez más y sigue manteniéndolo en buen estado hasta el día de hoy. ¡Sin duda visitarlo es una magnífica idea!

mm
Nupcias Magazine

La revista de novias líder en México, donde encontrarás todos los tips para tu boda.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.