Suscríbete

Nupcias 129

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Ramos de Novia

Este es el lenguaje de las flores

Por:

21-02-2017, 1:48:00 PM
Este es el lenguaje de las flores

Te decimos el verdadero significado que hay detrás de ellas según la floriografía.

A punto de desvanecerse en el olvido, la floriografía fue un medio de comunicación de la época victoriana que se usaba para enviar mensajes codificados que de otro modo no se hubieran podido expresar.

Las flores son elocuentes y precisas, tienen su propio idioma y hemos hecho arte de él. Nos casamos, vivimos y morimos con ellas. Son dramáticas, les gusta la entrada triunfante de la marcha nupcial, el baile, la comida, la fiesta y ser atrapadas por las damas.

Ellas hablan y saben qué decir. Saben que la hiedra es fidelidad, por eso es bueno cargarla en tu ramo marital, que el jazmín simboliza un matrimonio feliz,y que la celidonia augura futuras alegrías.

Usa la simplicidad y el encanto de las flores para darle significado y encanto a ese día de felicidad absoluta. Lleva en tu ramo rosas para contarle al mundo de su pasión. Adorna con narcisos para empezar de nuevo, e intercala espigas de trigo para recibir riquezas. El romero es bueno para rememorar el pasado –“reza, ama, recuerda…”, como se lamentara Ofelia en Hamlet, haciendo referencia a esta planta–, así que utilízalo con precaución en tu enlace.

El tulipán es una declaración de amor. En cambio, el clavel, tan modesto y delicado en apariencia, simboliza descaro. Utiliza manzanilla para superar las adversidades y crisantemo para hablar siempre con la verdad. Que no se te olvide incluir hortensias para prolongar los tiempos prósperos, y usa milenrama en todo lugar: su presencia asegura amor eterno como ella que, una vez enraizada, es fuerte y no la desplaza ni el viento más enérgico; te recuerda la importancia de nutrir y mantener el sentimiento.

¡Ay, las flores! Las plantamos, cuidamos, vemos crecer y regalamos. Diferentes tipos para todos los tiempos, siempre con el mismo propósito: decir, con gracia y belleza, aquello que no se podría con palabras.

Amaranto: inmortalidad

Lili: majestuosidad

Orquídea: sensualidad

Campana: buena suerte

Gyspsophilia: amor eterno

Dalia: gratitud

Amapola: tranquilidad

Geranio: felicidad

Margarita: inocencia