Buscador
Ver revista digital
Actualidad

La capital mundial de la moda bridal se luce de nuevo

15-05-2019, 4:57:25 PM Por:
barcelona bridal fashion week

Inspiraciones parisinas, botánicas y futuristas recorrieron la pasarela más importante de moda bridal del mundo, y todos los detalles están aquí.

Una vez más llegó nuestro momento favorito del año: la Valmont Barcelona Bridal Fashion Week, que como cada edición sorprendió con diseños vanguardistas e irresistibles, que nos recordaron por qué conseguir el vestido ideal es más divertido que nunca.

La firma Jesús Peiró inauguró la pasarela con la colección de su aniversario número 30, llamada “Cala”, un revelador homenaje al parisino Museo de Orsay y a las características de la flor que le da nombre: ondas caprichosas, sutileza, feminidad y ligereza. Las líneas fueron limpias y los detalles completaron looks ideales para las novias que saben que un vestido clásico no evitará que todas las miradas estén en ellas.

Le siguió Cristina Tamborero, una de las diseñadoras revelación del mundo nupcial, que con su colección “Five” recordó los modelos más icónicos de la historia de la marca y los llenó de pedrería, tules y organdí que le ayudaron a destacar más que nunca la silueta femenina. Estos diseños para novias modernas fueron acompañados por los complementos para sus invitadas, la colección de fiesta “Vendôme”, inspirada en la alta costura parisina del siglo XX, y en la que las plumas tuvieron un papel protagónico.

En el New Talent Show se presentaron los desfiles de los recién llegados: Alejandro Resta, Mar Rodríguez, Laura Riera y Simone Marulli.

Sedomir Rodríguez de la Sierra y María Salas compartieron escenario. El primero con una línea plagada de motivos florales y cristales bordados a mano, acabados artesanales y vestidos de inspiración griega, mientras Salas impactó con “Magia”, 28 vestidos llenos de carácter, estilo y elegancia. La noche cerró con Aire Barcelona, que por primera vez recorrió el escenario de la mayor semana de boda nupcial en el mundo, y que comenzó su segundo día con un invitado espectacular: Jimmy Choo y su línea The Atelier.

El icónico diseñador presumió vestidos con volúmenes vertiginosos y espectaculares aplicaciones, perfectos para las novias más audaces, que aceptan sin pensarlo un toque futurista y surrealista en el atuendo del día más importante de sus vidas.

Sophie et Voilà se caracterizó, como cada año, por una serie de looks pensados para las mujeres independientes y vanguardistas, y en esta ocasión se inspiró en el juego de pelota vasca. ¿El resultado? Prendas atemporales, rotundas, potentes y a la vez delicadas y femeninas.

La colección de Isabel Sanchís se inspiró en Asia y creó patronajes trabajados, bordados con técnicas artesanales y estampados florales rojos, acompañados de azules, amarillos y verdes: solo para las más valientes y en un claro contraste con el estilo Boho Chic de Rembo Styling y la simplicidad de Marylise, que recorrieron la catwalk después de ella. Finalmente, Inmaculada García se lució con su colección “Cathedrals”, en el que recreó el estilo arquitectónico de estas estructuras, y especialmente de las vidrieras, dejando el camino preparado para la gran protagonista de la noche: Marchesa.

Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias