7 trucos para que tus zapatos de novia no te destrocen los pies

Ya lo decía Christian Louboutin, “los tacones son un doloroso placer”. Aunque los pies no estén genéticamente diseñados para caminar sobre zapatos altos y la mayor parte de las veces su uso produce nocivas consecuencias (dolor, hinchazón, ampollas o rozaduras), lo cierto es que el día de tu boda querrás montarte en tacones de vértigo. Por suerte, existe una serie de consejos y trucos que ayudan a disminuir la incomodidad de subirse a las alturas. Aquí te decimos cómo domar tus zapatos de novia:

1. Fortalece los pies.

La mejor forma de comenzar a preparar tus pies para el uso de tus zapatos de novia es ejercitarlos. Puedes hacer estiramientos de los músculos de tus pies, así como de la pantorrilla. También haz algunos otros para que los tobillos y dedos se tonifiquen. Nuestra recomendación es realizarlos unas cuatro veces al día dos semanas previas al evento.

2. Elige cuidadosamente.

Si no utilizas tacones con regularidad, nuestra recomendación es seleccionar un par que no sea muy alto (de preferencia entre 5 y 6 centímetros de tacón). También te sugerimos utilizar un calzado de tacón ancho, aunque en definitiva esto también tendrá que ver con el diseño de tu vestido y la formalidad del evento.

Procura que tus zapatos de novia que tengan plataforma debajo del metatarso y correa en el tobillo. De esta manera te cansaras menos.

3. Amolda tus zapatos de novia.

Lo mejor es comenzar a utilizarlos en casa por lo menos una semana antes de la boda. Si te das cuenta de que el material del que están hechos es muy rudo, podrías ponerte calcetines para que amplíen un poquito.

Una recomendación es poner un poco de crema dentro del calzado. De esta manera el material cede y se vuelve mas cómodo. Solo ten cuidado con la cantidad; de lo contrario, te estarás resbalando y te podrían salir ampollas.

Existen diferentes formas de mimarlos para reducir las molestias. Entre ellas, exfoliarlos, darles masajes o someterlos a un pedicure clínico. Recuerda que debes hacerlo por lo menos de dos a tres días antes del evento (si no, podría resultar contraproducente). También hidrata tus pies diariamente la semana previa al enlace y tendrás excelentes resultados.

5. Mantente en movimiento.

Procura no estar parada durante el evento, es mejor sentarte o, por el contrario, moverte constantemente. Cargar a las piernas y los pies con todo nuestro peso es una de las cosas que más nos pueden agotar.

6. La cinta micropore es tu mejor aliada.

Este truco no es tan conocido y probablemente sea de los mejores para evitar el dolor en los pies al usar tus zapatos de novia. Sujeta con cinta micropore perforada los terceros y cuartos dedos de tus pies. De esta manera se reducirá el impacto en el metatarso y, naturalmente, bajará el dolor en la zona.

6. Plantillas, geles y sticks.

Existen muchos productos que se centran específicamente en reducir las molestias al usar tacones. Por ejemplo, las plantillas de gel para los metatarsos, los dedos e incluso los talones. También puedes encontrar geles y sticks que se colocan directamente en el calzado, evitando la fricción y la posibilidad de ampollas.

Foto: Jordan Galindo

Relacionado: Zapatos de novia 2017: edición rose gold.

Escrito por: Karen Martin.

mm
Zankyou

Revista digital, mesa de regalos online y web de bodas.

No Comments Yet

Comments are closed