Viajes románticos: 5 ciudades mexicanas para recorrer a pie

Te ofrecemos los mejores tips para disfrutar en pareja diez de las urbes más bellas de México. ¡Toma nota!

Imprimir Enviar

Por: México Desconocido

México es un país que puede conocerse a pie. Así que, ¿por qué no hacerlo de la mano de tu amado? Recorran callejones llenos de leyendas, siéntense a tomar un café en la plaza, visiten museos y galerías, brinden en una mezclaría artesanal... Te damos un par de opciones para que visites en pareja. ¡Prepara tus maletas!

Guanajuato


Comiencen el día desayunando en la Plazuela de San Fernando. De ahí diríjanse a la Calle de Positos, que en el número 47 tiene el Museo Casa de Diego Rivera. Por Positos pueden caminar hacia el oriente hasta llegar a la grandiosa escalinata de la Universidad de Guanajuato. Si todavía no visitan la magnífica Plaza de la Paz, tomen la calle de Ponciano Arriaga hacia el poniente, que los llevará a este hermoso espacio abierto. Ahí podrán ver la Basílica de Nuestra Señora de Guanajuato, la Casa del Conde Rul y Valenciana y muchas casonas más.

Diríjanse otra vez hacia el oriente por Truco y Cantarranas y llegarán a la linda Plaza del Baratillo y el Teatro Principal, desde donde pueden tomar la calle peatonal de Allende hasta el pequeño Jardín de la Unión, que mira al Templo de San Diego y al Teatro Juárez. Para concluir con la caminata, sugerimos la cena en el restaurante El Gallo Pitagórico, en la calle Constancia número 10, detrás del Teatro Juárez. Aquí podrán gozar de una buena comida italiana y excelentes panorámicas del centro de la ciudad.

Dónde dormir

Quinta Las Acacias (hbm)
Paseo de La Presa No. 168, Zona Centro
www.hotelesboutique.com


Querétaro

Foto: queretaro.gob.mx

Empiecen con un buen desayuno frente al Teatro de la República (Juárez e Hidalgo), en uno de los restaurantes del rumbo. De ahí caminen hacia el sur, por Juárez, hasta el animado Jardín Zenea. Al cruce con Madero, den vuelta a la derecha (poniente) y al siguiente cruce (Madero y Allende) encontrarán tres maravillas: la Fuente de Neptuno, el Templo de Santa Clara y la magnífica Casa de la Marquesa, mansión virreinal que ahora aloja un hotel. Dos cuadras más al poniente por Madero hallarán la Catedral de Querétaro (Madero y Ocampo).

Regresen al Jardín Zenea. Frente a él verán el gran Templo de San Francisco. Lo que fue su convento aledaño es hoy el Museo Regional de Querétaro. Por cualquiera de las calles laterales pueden llegar a la Plaza Independencia. Tras toda esta caminata ya tendrán hambre, así que querrán sentarse a comer en alguno de los restaurantes de esta plaza, como El Mesón de Chucho El Roto, o bien en los del andador 5 de Mayo.

Ya repuestos, no dejen de echarle un vistazo a la Fuente de los Perros, la Casa de la Corregidora y la soberbia Casa de Ecala, dentro de la misma plaza. Les proponemos dos finales posibles a su recorrido. Uno es caminar por 5 de Mayo hacia el oriente, hasta el hotel Doña Urraca, para disfrutar de un masaje en su lujoso spa. El otro es seguir por esa calle y las de Carranza e Independencia para ver el histórico Convento de la Santa Cruz de los misioneros franciscanos. Atrás se aloja un bar llamado Pasión por los Vinos, donde podrán saborear alguna de sus 300 etiquetas de vinos mientras disfrutan la panorámica del Acueducto de Querétaro.


Dónde dormir

Casona de la República
Hidalgo No. 4, Centro
www.casonadelarepublica.mx

Oaxaca

Foto: Facebook Oaxaca Travel

Para comenzar el día visiten la Plaza de la Constitución, cuya atmósfera está dominada por el quiosco, la Catedral y el apacible alboroto que se desprende de los cafés en los portales.

A un lado corre la calle Independencia, donde conviven la Basílica de Nuestra Señora de la Soledad y sus puestos de nieves, el Museo de los Pintores Oaxaqueños, la cúpula esmeralda del Teatro Macedonio Alcalá y el callejón donde se encuentra el Museo Textil de Oaxaca, un pequeño mundo de arte y telas al que se entra por la calle Hidalgo.

La brújula conduce sin remedio hacia el norte, a través del Andador Macedonio Alcalá, a la explanada de magueyes donde se levanta el Templo de Santo Domingo. El convento reúne el Museo de las Culturas de Oaxaca, la Biblioteca Fray Francisco de Burgoa y el Jardín Etnobotánico, resumen de los árboles y hierbas que pueblan el estado.

En la circunferencia del templo se asienta el corazón de la ciudad. Ahí se encuentran la boutique de textiles de Silvia Suárez (Gorrión 110-1), el delicioso restaurante Casa Oaxaca (Constitución No. 104-4) y el Instituto de Artes Gráficas (IAGO). Pasen la tarde en la mezcalería Los Amantes (Allende No. 107).


Dónde dormir

Hacienda Los Laureles (hbm)
www.hotelesboutique.com


Mérida



Paseo Montejo es la visita obligada de esta ciudad sureña: en este escenario porfiriano se ubica el Hotel Rosas & Xocolate (Paseo Montejo con Calle 41), casona magníficamente restaurada y decorada al estilo contemporáneo, con una muy disfrutable terraza lounge. Su cocina, de fusión yucateca, es incomparable. Caminen hacia la alameda y pregunten por la Dulcería y Sorbetería Colón (Calle 60 por 62); siéntense a saborear una champola, tal como hacían los parroquianos hace poco más de cien años.

¿Quieren confirmar el aire europeo del Paseo Montejo? Acudan por la tarde o por la noche a Hennessy’s (entre la 41 y la 43), bar irlandés de gran éxito entre jóvenes y adultos. Desde aquí valdría la pena tomar un taxi y seguir por la Avenida Campestre, sucesora del Paseo Montejo a partir de los años cincuenta. Entre enormes casonas de arquitectura moderna está una tentación inevitable: la nueva Repostería Patrice, con sus clásicos pasteles artesanales franceses. Y, por supuesto, croissants como sólo se comen en Francia.


Dónde dormir

Hotel Rosas & Xocolate
Paseo Montejo No. 480 por Calle 41, Centro
www.rosasandchocolate.com


Zacatecas



Comiencen su caminata bajo tierra, en la Mina El Edén. Tras conocer sus oscuros socavones, saldrán directamente a la estación del teleférico. Además de ofrecer panorámicas espectaculares del centro, el teleférico los llevará a la cumbre del Cerro de la Bufa en apenas siete minutos. Ahí podrán disfrutar la vista de la ciudad desde el mirador. Y si quieren aventura, podrán treparse en la larga tirolesa de dos tramos que parte de ahí.

Bajen a la ciudad de nuevo con el teleférico y desde la estación vayan a la Plaza de Santo Domingo por el callejón peatonal de García Rojas y la calle Genaro Codina. En esta plaza podrán disfrutar el Museo Pedro Coronel (de arte universal) y del Templo de Santo Domingo. Por el callejón de Veyna bajen hasta la Catedral. Después nada mejor que hacer una parada para comer en el elegante restaurante El Mural del hotel Santa Rita, unos pasos al sur de ahí.

Después de comer, doblen al poniente por el callejón de La Palma y tomen a la izquierda (sur) la calle de Dr. Hierro, que los llevará hasta la plazuela Miguel Auza. Tomen una copa en los bares de la plaza (les recomendamos el 3 Catorce, especializado en champaña y tapas). Para cerrar con broche de oro, caminen una cuadra al sur por la calle Miguel Auza para que conozcan uno de los parques más lindos de México: el Jardín Juárez. Ahí pueden sentarse a cenar en alguno de los restaurantes aledaños. ¿Nuestro favorito? El italiano La Traviata (Callejón de Cuevas No. 109).


Dónde dormir

Hotel Santa Rita
Av. Hidalgo No. 507, Centro
www.hotelsantarita.com

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos