Vestido de novia: ¿qué hacer con él después de la boda?

Si ya pasó tu boda y no tienes idea de qué hacer con tu vestido, mira estas opciones.

Imprimir Enviar

Por: Nupcias Magazine

Tardaste meses en escogerlo: recorriste decenas de tiendas, te probaste un sinfín de diseños, le hiciste arreglos, viviste con él el día más emocionante de tu vida… pero ahora tu boda ya pasó, y tu vestido de novia espera su destino final en tu clóset.

¿Qué deberías hacer con tu vestido adorado? ¿Quedártelo para siempre? ¿Venderlo en eBay? Lo primero que deberías hacer después de tu enlace sería, sin duda, mandarlo a la lavandería para que quede como nuevo. Después de eso tienes tres opciones principales, que ennumeramos a continuación:


Conservarlo

Las novias más románticas suelen optar por atesorar sus vestidos durante años o incluso toda la vida. Los guardan en baúles y los sacan de vez en vez para recordar ese lindo momento en que se casaron. Algunas los guardan con la esperanza de que sus hijas los usen en su propio enlace, pero seamos realistas: lo más probable es que ellas quieran elegir un diseño más acorde con las tendencias del momento. Un vestido de novia es un objeto invaluable que trae recuerdos gratos con sólo verlo. Si eres de esas chicas que atesoran objetos y no te importa cuánto espacio ocupen en tu casa, entonces quizá ésta sea una buena opción para ti.


Venderlo

¿Eres de las novias que atesoran recuerdos y no objetos? Esta es una excelente alternativa para ti. Además de que te permitirá recuperar un poco del dinero que gastaste en tu boda, ayudará a otra chica a tener un vestido lindo por menos dinero del que gastaría en una boutique. ¡Doble beneficio! En este sentido, las redes sociales y las páginas de ventas de segunda mano te facilitarán muchísimo la tarea.  


Donarlo

Quizá el dinero no es un problema, o tal vez te gustaría hacer tu buena obra del año (ya sabes, dicen que "uno recibe lo que da", y nosotras agregaríamos el "desinteresadamente"...). Lo primero es asegurarte de que el vestido esté en buen estado. En Estados Unidos existen organizaciones de beneficencia como Brides For a Cause que reciben donaciones de vestidos de novia y los entregan a mujeres que no tienen recursos para comprar uno. Sin embargo, en México no existe una fundación con esos fines. Una opción es acercarte a alguna iglesia y preguntar si lo recibirían allí en donación, o poner un letrero dirigido las parejas que asisten a las pláticas prematrimoniales. 


Relacionado: Vestidos de novia, conoce las 5 tendencias actuales

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos