Trabajar y planear tu boda, ¿misión imposible?

novias que trabajan, como planear tu boda, tips boda, revista nupcias
Si trabajas en una oficina, tendrás que aprender a organizarte.

Puedes planear tu boda y cumplir con tus obligaciones laborales si sabes cómo organizarte.

Imprimir Enviar

Por: Marcela Borro, Wedding Planner

Planear tu boda mientras trabajas es todo un arte. ¡Descubre los secretos para no descuidar tus prioridades!

La mayoría de las novias trabaja al mismo tiempo que planea el evento de su vida, mismo que requiere dedicación extrema y organización minuciosa. Aun cuando contrates la ayuda de un wedding planner, al final, la mayor parte de las decisiones recaerán en ti.

Es momento de aprender a ser multitask y sacarle provecho a cada minuto del día. La clave reside en ser eficiente durante las horas laborales y aprovechar los momentitos “libres” para planear con calma la ceremonia.

Utiliza una agenda: ésta se convertirá en tu mejor amiga, solo asegúrate de llevarla a todos lados y apegarte a los horarios autoimpuestos religiosamente. Para no volverte loca, divide tu día en tres etapas: horario laboral, horario de comida y tiempo libre. Desafortunadamente, los proveedores trabajan igual que tú, así que tendrás que realizar llamadas, pedir cotizaciones y programar citas durante tus tiempos de trabajo. 

Evita a toda costa solicitar la tarde libre. Los sábados son un gran día para visitar al banquetero, florista o DJ en persona. El horario de comida lo puedes destinar también para reunirte con algún proveedor o wedding planner.

Finalmente, designa la mayor parte del tiempo libre para hacer las llamadas correspondientes sobre el evento. Úsalo para comparar precios, realizar pagos, ajustar la lista de invitados, planear la despedida de soltera y la luna de miel, así como abrir la mesa de regalos y otros pendientes primordiales.


Organiza tu enlace sin morir en el intento

Cuéntale a tu jefe que te casas y coméntale que sigues igual de comprometida con tu empleo. Es momento de superar las expectativas y dar resultados. No uses recursos de la oficina para propósitos de la boda (impresora, salas de juntas y teléfono).  Sé discreta con el uso que le das a tu computadora. Evita que tus compañeros o jefe te vean navegando en páginas nupciales y, por ningún motivo, subas publicaciones de boda en tu Facebook en tiempo laboral. Darás una mala imagen y parecerá que no trabajas.

La tecnología es tan avanzada que puedes hacer casi toda la planeación desde tu celular o computadora. Son grandes herramientas, ¡úsalas! Incluso puedes apoyarte del mail y aplicaciones para resolver cualquier pendiente. Recuerda que debes moderar su uso cuando estés en la oficina.

Ahora bien, si tu trabajo demanda mucho de tu tiempo, tal vez lo mejor, en tu caso, sea apoyarte de un wedding planner. Conseguirás buenos precios, avanzarás más rápido y, sobre todo, el día de la boda él o ella será quien se encargue de cualquier eventualidad.


Tip

Para llevar un mejor control de tu lista de invitados, crea un archivo con las siguiente columnas: nombre, apellido, teléfono, mail, número de boletos, número de mesa y agradecimiento. Esta lista te será útil para pedir cotizaciones, confirmar invitados y llevar un récord de los participantes cuando asignes las mesas.

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos