25 tips de imagen para ser la novia más guapa del mundo

Tips para novia

Para conseguir el look ideal debes saber qué es lo que mejor te va, ¡te lo decimos!

Imprimir Enviar

Por: Nupcias Magazine


1. Si tienes piel morena...


Los colores fríos acentúan las facciones de las chicas de piel morena. Por lo tanto, los tonos de blanco indicados para el vestido de novia son el nieve y el marfil, ya que disimulan las ojeras y dan luz a la cara. En cambio, el beige crea un aspecto opaco en este tipo de piel.
 

2. Si eres de tez blanca


La clave, si eres de piel blanca, es elegir el tono de tu vestido según el color de tus ojos. Si estos son oscuros o azules, es preferible llevar un modelo blanco crudo, con un suave toque de gris, para destacarlos. Sin embargo, si los tienes verdes, te favorecen más los colores cálidos, como el beige con un ligero toque ámbar. De este modo, resaltarán tanto tus ojos como el rubor natural de tus mejillas.
 

 

3. Definitivamente no uses este color



La tonalidad muy amarilla del beige está completamente pasada de moda y no le queda bien a nadie.
 

 

4. Hay telas para el día y la noche



Si tu boda es de día, en un jardín o en la playa, elige telas delgadas para tu vestido como la seda o el tul. Por la noche puedes usar alguna pesadas, como el shantung, el tafetán, el muaré o el brocado.
 

 

5. Dile no a las telas con brillo



Para el vestido de novia ya no se estilan las telas muy brillantes, como la seda natural o el dupión de seda; ahora se privilegian texturas más elegantes.
 

 

6. El encaje no es para todas



Aunque el encaje está muy en boga, no le queda bien a todas las novias, ya que depende mucho de la personalidad de cada una. Además, si bien este material es sinónimo de refinamiento, su inconveniente es que puede hacerte ver mayor de lo que eres.
 

 

7. Si eres muy flaquita...



Las chicas muy delgadas deben portar telas más gruesas, como el shantung de seda, el muaré y el brocado, pero si la ocasión es un poco más informal, es preferible una tela más liviana pero voluminosa, como el chiffon o el organdí.
 

 

8. Si eres un poco más llenita...



Si tienes sobrepeso puedes disimular esos kilitos de más con telas ligeras, como la organza, el chiffon, la muselina o la gasa. Asimismo, para armonizar tu figura, el encaje no debe ser muy recargado.
 

 

9. Para verte más alta



Gracias a su caída larga y estrecha, el corte imperio estiliza la apariencia y, por ende, alarga la silueta de las chicas de baja estatura.
 

 

10. Strapless: ¿sí o no?



Si eres delgada y no tienes mucho busto, este escote es para ti. Por el contrario, si tu complexión es más gruesa, húyele, pues se te harán los temidos “gorditos” a los lados y en la espalda. Además, si tienes mucho busto, éste parecerá un solo bloque horizontal, de manera que, en vez de disimularse, se enfatizará aún más.
 

 

11. Usa corte sirena solo si...


Aunque sea un estilo que abunda en las pasarelas, el corte sirena sólo realza las curvas de las mujeres muy altas y delgadas. De hecho, si una novia de poca altura lo usa, se verá aún más pequeña debido a los cortes en la cintura y debajo de las caderas.
 

 

12. Adiós a los holanes



Los holanes están totalmente contraindicados para las novias con algunos kilos de más, pues producen un efecto de mayor volumen.

 

13. Si llevas tiara, que sea la indicada

La verdad es que las únicas tiaras que se ven bien son las de alto diseño, es decir, sobrias y delgadas. En cambio, las que son estilo corona te harán lucir cursi y anticuada.

14. ¿Tocado natural o artificial?

Es preferible llevar un tocado artificial, ya que los de flores no permanecen intactos durante toda la fiesta. Uno artificial se mantendrá fijo y te otorgará mayor porte y presencia. Colócalo de lado para lograr una apariencia más natural.

15. Además de tus tacones de impacto, lleva un plan B

Toma en cuenta que tus maravillosas zapatillas sólo se verán al bajar del auto y en el cortejo. Puedes reservar tan fabulosos zapatos para esos dos momentos, pero cuando ya no puedas más, ponte unos tenis de novia. ¡Qué alivio!

16. No utilices joyería muy recargada

Porta aretes sobrios pero que se distingan, así como una pulsera sencilla. Puedes usar un collar delicado siempre y cuando armonice con el cuello de tu vestido y la cantidad de pedrería de éste. En las manos sólo lleva tu anillo de compromiso y la argolla. Opta por piedras auténticas o bisutería fina; los tonos perfectos son: plata, blanco, beige y transparente. La tradición dicta que es mejor no usar perlas, pero eso lo dejamos a tu criterio.

17. Si te casas en un clima tropical...

En la playa, lo mejor es que tu vestido sea de telas vaporosas y ligeras, a tono con el clima del lugar. Se recomienda el corte imperio, con reminiscencias de la antigua Grecia y caída tipo columna. Sobra decir que la brisa del mar te hará ver hermosa.

18. Piensa en la forma de tu cara para escoger el peinado

Los peinados de moda son sueltos y ondulados. Sin embargo, si tu cara es más bien cuadrada, es aconsejable llevar un chongo estructurado pero juvenil. Si al contrario, la forma de tu cara es redonda, te conviene un peinado con movimiento y ondulaciones, o el pelo recogido en suaves rizos con un copete discreto.

19. Si tu cara es muy grande...


Si eres de frente amplia tenemos la solución: péinate con un fleco transversal y lograrás minimizarla.



20. Para disimular la pancita

Por su caída, el corte imperio disimula la indeseable pancita. También puedes usar un vestido con un estampado de encaje suave y sencillo; el movimiento esconderá la “lonjita” y la atención recaerá en el brocado de la falda. Nunca te pongas un modelo que se cruce en el abdomen; lo que sí te ayudará a ocultarlo son los pliegues hacia un solo lado (no horizontales, sino curvos).

21. Escote según el tamaño de tus boobs

 

¿Tienes mucho busto? Privilegia los escotes en “V” no muy descendentes y que tengan una tela horizontal en el área del talle; otros estilos posibles son el de hombros caídos, redondo o halter. Ahora bien, quizá tengas muy poco busto, en cuyo caso debes preferir los escotes en “V” más bajos y con drapeados horizontales para crear volumen.

22. ¿Qué tan bronceada deber ir?

Las novias bronceadas se ven bien, pero si tu tez es muy blanca, te recomendamos un bronceado suave. Deberás elegir el color de tu vestido en función de tu nuevo tono de piel.

23. El largo ideal de la cola

Las bodas de etiqueta rigurosa han caído en el olvido. Por eso, hoy en día se usan caudas cortas, sin tanto oropel. La más chic, además de cómoda y funcional, es la que apenas sobrepasa el traje. 

24. Maquillaje que te haga sentir tú

Muchas novias cometen el error de lucir un maquillaje cargadísimo que no acostumbran el día de su boda. Esto las hace sentir incómodas y hasta disfrazadas. Elige un maquillaje que te haga sentir natural, tal como eres.


25. No olvides llevar a la boda…

…¡tu kit de retoque! Debe contener lo siguiente: lápiz labial, gloss, polvo traslúcido, lápiz delineador y rubor. Es inevitable que tu maquillaje se desvanezca por el sudor, los besos y la comida, así que siempre tenlo a la mano para mantenerte hermosa y fresca.

 

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos