Test: ¿te gustan tiernos o patanes?

¿Dulce o fuego? Descubre con este test qué tipo de hombre te atrae más.

Imprimir Enviar

Por: Ángel Celeste

Quizá te deshagas al ver a un hombre fortachón, con la camisa abierta hasta el ombligo y pelo en pecho (OK, exageramos un poquito). O tal vez tu corazón lata por ese galán que te lleva flores hasta la puerta de tu casa... Descubre si tienes inclinación hacia los hombres tiernos, o si, por el contrario, te llaman la atención los hombres rudos y “machos”. ¡Contesta el test y descúbrelo!


1. Tu amorcito va manejando tranquilamente, cuando de pronto un coche se aparece en su camino y lo obliga a frenar violentamente. ¿Cómo reacciona él?

a) Persigue al otro en el coche y se le cierra para insultarlo. 
b) Se pone verde de coraje y se queja de la cantidad de gente que no sabe manejar, pero no pasa a mayores.
c) Toca el claxon, dice una que otra cosa entre dientes y sigue platicando contigo.


2. Van juntos a un restaurante; pasan los minutos y los platillos simplemente no llegan. Ambos están hambrientos. Él:

a) De manera prepotente, le pide al mesero que llame al gerente. Arma una escena y les dice que nunca regresará al lugar. Por supuesto, se niega a pagar la cuenta de las bebidas. 
b) Molesto, le pregunta al mesero qué es lo que pasa. Le dice que si los platillos no regresan pronto se irán a otro lugar. 
c) Te pregunta qué es lo que quieres hacer: si esperar a que llegue la comida o irte a otro lugar. Él está dispuesto a esperar con tal de estar contigo.


3. Tu chico amaneció con el pie izquierdo y tuvo un pésimo día: todo le salió mal. Cuando se encuentran, ¿cómo se porta contigo?

a) Se la pasa balbuceando cosas que no entiendes, pero que seguramente son quejas. No está hablando contigo, sino consigo mismo... o con la pantalla de su celular, que no deja de ver. En pocas palabras: te ignora.
b) Se porta tranquilo, te dice que está cansado y que no quiere hablar. Se queda dormido en media película. 
c) Te comparte sus quejas y te pide tu opinión. Percibes que se siente reconfortado al estar contigo.


4. Cuando te pones esos jeans que se te ven increíbles, te das cuenta de que has subido de peso. Él:

a) Inmediatamente se da cuenta, y te lo hace saber con alguna frase como “oink, sí que les has entrado a los taquitos, mi gordis”.
b) Te dice que has subido un poco de peso y te pregunta si has estado estresada últimamente.
c) Ni lo nota. Cuando le dices que has engordado, te responde que no es nada que un poco de ejercicio en la cama no pueda arreglar.


5. Es sábado y van a bailar con sus amigos. Tú te sientes feliz de la vida, pues llevabas años sin salir a divertirte. Él:

a) Te dice desde el principio que aproveches bien el tiempo, que se irán temprano, pues él se siente muy cansado. 
b) A medianoche pone cara de aburrido y te pregunta a cada rato “¿a qué hora nos vamos?”. 
c) Te pregunta hasta qué hora quieres quedarte. Si quieres seguir bailando y él muere de sueño, propone tomar un taxi y verte después.


Mayoría de A: tu hombre es un “macho man” hecho y derecho

Hay un matiz autoritario e incluso agresivo en las acciones del chico con el que sales. Vale la pena que reflexiones sobre lo que te lleva a relacionarte con alguien que es prepotente, te hace sentir insegura y es romántico sólo en contadas ocasiones. ¿Estás segura de que quieres una pareja así?


Mayoría de B: te gustan rudos, mas no patanes

Quizá el fuerte del hombre que te gusta no sean los modales delicados, por lo que de repente puedes sentirte herida por algún comentario. Presta atención a cómo te sientes con sus acciones: esto será tu mejor semáforo para definir si sigues ahí o exploras nuevos horizontes en los que puedas encontrar justo el trato que tanto anhelas. Si decides seguir con él, no dudes en compartirle cómo te sientes.


Mayoría de C: lo tuyo son los caballeros

Te encanta sentirte en equilibrio y lo buscas en tus relaciones, por lo que el hombre que te gusta sabe tomarte de la mano para que caminen juntos sin jaloneos, imposiciones ni groserías. Esto no indica que todo sea miel sobre hojuelas, pero cuando hay un mal día sabes que ninguno de los dos dudará en buscar los brazos del otro.


Colaboración de Fundación Teletón México

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos