*

¿Soltera? Cupido se ha enamorado de ti

Hace unos años platicaba con una de mis mejores amigas y me contaba sus desilusiones amorosas:

“No entiendo porque me toca cada patán, pareciera que alguien, ajeno a este planeta, los pusiera enfrente de mí para yo decir ‘justo a él no lo quiero en mi vida’”

Y es que tiene sentido el pesar del desamor y más cuando existen días enteros, como lo es el 14 de febrero, que además de celebrar la pareja, pareciera que el amor se da granel.

Entendemos que este día puede ‘exagerar’ mucho el tema sentimental, pero el real objetivo de este texto es darle un respiro positivo al –terrible– cliché de asegurar que estar soltera el Día de San Valentín es sinónimo de depresión e inseguridad.

¿Por qué pensar mal? Por qué no creer que el dios Cupido es quien enloqueció por ti al encontrar en tus inseguridades, seguridad propia para admitir que no quería flechar a nadie con tu nombre, pues correría el riesgo de que tus pensamientos se volvieran otra persona que no fuera él. 

Por qué no pensar que detrás de todas esas desilusiones amorosas está el hijo de Venus con la intención de intercambiar todas sus flechas para bajar al mundo real e invitarte a cenar.

Por qué cerrarte a la idea de que Cupido, pese a su linaje de guerra (por ser hijo de Marte), optó por la cobardía al esconderse detrás de patanes para estar ‘menos lejos’ de ti.

Ahora, ya lo sabes. No hay por qué deprimirse, al contrario. Aprovecha este tiempo mientras llega ‘ese valiente’ a romper ese hechizo.

Aprovecha estos momentos, incluyendo este 14 de febrero, para no odiar ‘tu soledad’ sino para disfrutar de tu individualidad. Dale tiempo a tu familia, amigos y mascotas. No es que vayas a dejar de hacer tus cosas cuando tengas pareja, pero seamos sinceras, cuando eso sucede los planes cambian y tú vida, también.