Sexo de reconciliación, un arma de doble filo

Este ritual tiene mucho de satisfactorio, pero ¿te has preguntado qué tan saludable es?

Imprimir Enviar

Por: Nupcias Magazine

A todas nos ha pasado: después de una discusión acalorada con nuestra pareja (y de intercambiar frases al estilo de “no quiero volver a verte nunca”), terminamos en la cama con una sesión erótica tan intensa que supera a todas las demás. ¿Te suena familiar?

Es cierto que este ritual tiene mucho de satisfactorio, pero ¿alguna vez te has preguntado qué tan saludable es? La realidad es que quienes lo practican con frecuencia corren un grave peligro. Sigue leyendo y entérate por qué.


Más “picante”, imposible

Se dice que el sexo que sigue a una pelea es mucho más gratificante que cualquier otro. ¿La razón? Se basa en la transferencia de un estado de excitación a otro. “Las parejas ansían cambiar el switch de un estado anímico negativo al espectro contrario”, explica Seth Meyers en un artículo publicado en Psychology Today.

Según el experto, algo similar ocurre cuando una pareja sostiene relaciones sexuales violentas e incluso sádicas: la excitación que producen el enojo, el dolor y las ganas de venganza se traducen en un placer erótico. ¿No tan sano, después de todo?


Los riesgos

No son pocas las parejas que resuelven sus conflictos con una sesión candente en la cama. Pero, ¿acaso el placer momentáneo hace que las eternas peleas valgan la pena?

El sexo de reconciliación puede ser saludable si es esporádico, pero un peligro si se convierte en una vía de escape común. Y es que después de hacerlo, tal pareciera que los conflictos se desvanecen y todo regresa a la normalidad… pero esto pocas veces es así.

De hecho, algunos expertos alertan que el sexo reconciliatorio puede convertirse en una adicción. Es común que las peleas se conviertan en un pretexto para buscar intimidad mediante el sexo, o que las discusiones no se tomen con la seriedad que deberían (y no se encuentren verdaderas soluciones a los problemas).

De acuerdo con Meyers, cuando las peleas se vuelven constantes y extremas, el sexo reconciliatorio actúa como una droga que proporciona alivio temporal, mas no una solución real.

¿Qué opinas al respecto?


Relacionado: 15 señales de que estás con el hombre indicado

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos