¿Por qué reírse de uno mismo enamora?

Aprende a reírte de ti mismo y te darás cuenta de cuánto enamora el buen humor.

Imprimir Enviar

Por: Valeria Schapira, Experta en relaciones para Match.com

¿Eres torpe? ¿Te ríes fuerte? ¿Dices tonterías en la primera cita? ¿Fuiste alguna vez al encuentro de alguien que te encantaba con la ropa al revés? Aprende a reírte de ti mismo y te darás cuenta de cuánto enamora alguien con buen humor.

Podemos hacer humor con los otros o con nuestras características. Cuando nos reímos de los demás, podemos ofender, herir susceptibilidades. Cuando hacemos que la risa nazca de nuestras propias e hilarantes debilidades, tenemos ganado el cielo: nos acercamos a los otros y nos reconciliamos con las partes nuestras que no nos agradan demasiado.

Estas son algunas razones por las que reírse de uno mismo enamora:

1. El humor acerca


Alguien abierto, sincero, con una sonrisa atractiva y que, por sobre todo, reconoce sus limitaciones sin buscar la perfección, es querible. No tiene miedo al ridículo porque se ha reconciliado con el suyo propio.

2. El humor relaja

¿Tendrías miedo de mostrar tus defectos a quien sabe reírse de los suyos? Si el otro está tan cómodo con sus imperfecciones, te permitirá ser como eres, sin tener que estar fingiendo personajes. Allí hay espacio para la construcción.

3. El humor humaniza

Aunque en la etapa del enamoramiento tendamos a idealizar a ese otro que hemos elegido, la realidad lo terminará mostrando en su humanidad. Así que, bienvenida la risa. Las parejas que más duran son las que establecen códigos de complicidad y pueden pasarla bien sin necesidad de grandes estímulos.

4. El humor erotiza


No se trata de hacer del encuentro sexual una payasada, claro. Pero aún en ciertas situaciones eróticas en las que se genera mucha tensión o expectativa, el humor descomprime, relaja y nos permite conectarnos desde otro lugar.

5. El humor distiende

Cuando los conflictos escalan, cuando parece no haber posibilidad de salida ni de entendimiento, una sonrisa o una broma amable pueden constituirse en el guiño para dar vuelta la página.



El psicólogo norteamericano John Gottman afirma que las parejas que utilizan el humor cuando debaten y dialogan sobre sus conflictos tienen “una probabilidad mayor de solucionar esos problemas y de disfrutar de una relación más satisfactoria".

La vida con humor tiene otro sabor. Si estás en la búsqueda de tu compañero de vida, ponle buena onda. Sonríe a la vida y ella te sonreirá a ti.

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos