¿Por qué las novias se casan vestidas de blanco?

vestido de novia

Descubre la curiosa historia que se encuentra detrás de esta tradición.

Imprimir Enviar

Por: Nupcias Magazine

En la gran mayoría de las bodas, las novias visten un majestuoso vestido blanco, con una falda larga y bombacha y un velo que cubre parte de su rostro. El color del vestido puede variar: quizá sea completamente blanco, o quizá una variante como hueso, perla o marfil.

Sin duda este ajuar luce divino, pero ¿alguna vez te has preguntado cuál es su origen y por qué se sigue usando?

A lo largo de la historia, el color blanco ha sido relacionado con pureza, paz e inocencia. Para los antiguos griegos era símbolo de alegría: lo usaban en festivales y ceremonias públicas y lo complementaban con guirnaldas de flores blancas.

Sin embargo, fue hasta el siglo XIX que su uso se popularizó en los vestidos de novia. La realeza acostumbraba casarse con vestidos de colores vivos, pero en 1840 la reina Victoria de Inglaterra rompió el patrón: se casó con el príncipe Alberto completamente vestida de blanco.

Su retrato de bodas se volvió tan popular que las novias de Occidente comenzaron a imitarla, vistiéndose de blanco para sus propios enlaces. Los vestidos blancos pronto se convirtieron en símbolo de un gran poder adquisitivo.

Hoy día, las cosas han cambiado: no son pocos los diseñadores que se han aventurado a crear vestidos de colores, como rosa pálido, azul celeste o durazno.

Y a ti, ¿te gustan los vestidos clásicos o prefieres los más osados?



El vestido de la reina Victoria se conserva en el Museo Victoria & Albert de Londres.


Relacionado: Vestidos de novia, propuestas de temporada que te dejarán sin aliento

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos