Los mejores tips para lucir guapísima el día de tu boda

Tips para novias

En esta agenda nupcial encontrarás consejos prácticos para verte y sentirte bien.

Imprimir Enviar

Por: Lavinia Alejandra Muñoz González

¿Quién no ha soñado con lucir perfecta el día de su boda? Recuerda que el éxito de este plan depende de tu organización.

Cuando ya tenemos una fecha para la boda, la lista de cosas pendientes pareciera no tener fin: la reservación de la iglesia, contratar a los proveedores, la elección del vestido… ¿pero qué hay de nuestra apariencia? Es obvio que queremos lucir mejor que nunca, sin embargo, eso no lo lograremos de un momento para otro. Es un proceso integral que —según los expertos— debe iniciarse hasta medio año antes del gran día.

Cuerpo

Seis meses antes de la fecha de tu boda, inscríbete en un gimnasio y examina tu alimentación con un nutriólogo. Según el doctor Howard Murad, autor del bestseller El secreto del agua, debes comenzar a tomar desayunos ricos en nutrientes, frutas y vegetales a lo largo del día, así como granos enteros, avena, huevo y alimentos frescos que incrementen el metabolismo y te den la energía suficiente para desarrollar tus actividades sin inconvenientes. “Mantener una dieta saludable hace maravillas para tu apariencia general, creando salud de adentro hacia afuera”, comenta el especialista.

Asimismo, el ejercicio mejora la digestión, el metabolismo y las funciones endocrinas, lo que hace que todo el organismo funcione a niveles óptimos. Yoga o caminata son excelentes formas de ejercitarte, además de tranquilizar tu mente y espíritu, justo lo que necesitas cuando el florista o la wedding planner ponen a prueba tu paciencia.

Evita las dietas exprés o las disciplinas de alto impacto, no querrás sufrir las consecuencias poco antes de la celebración. Un efecto rebote o una lesión muscular podrían dejar a tus invitados sin palabras, pero por las razones equivocadas.

Si a tres meses de tu boda sientes que hay detalles en tu cuerpo que el gimnasio no puede corregir, acude a un centro estético de confianza; actualmente hay diversas terapias que corrigen esas zonas problema.

Piel

Con cuatro meses de anticipación, comienza una rutina de skincare orientada a las preocupaciones específicas de tu piel. Prefiere productos que contengan  ingredientes  antiinflamatorios, antioxi-dantes e hidratantes para reforzar la barrera natural de tu dermis y proteger las células del daño ambiental y la deshidratación. Si no lo has hecho, debes aplicar diariamente protector solar UVA y UVB para mejorar la complexión de tu epidermis.

Dos meses antes, debes hacerte una limpieza de cutis en profundidad. Será necesaria para depurar y empezar a preparar tu rostro. Cuatro semanas después puedes practicarte una exfoliación con hidratación en la cara y el cuerpo. Los resultados son inmediatos.

Una semana antes, aplica una mascarilla nutritiva y un kit facial en casa o en un spa. Tu cutis quedará impecable para las fotos. Hacerlo días antes refrescará tu piel y la dejará radiante para el gran día. El doctor Murad explica que “la vitamina C suaviza y devuelve el brillo al rostro rápidamente; asegúrate de que tu tratamiento la incluya”. No olvides depilarte las cejas y hacerte manicure y pedicure un par de días antes de la ceremonia.

Maquillaje

Para que tu rostro esté listo como un lienzo, la noche antes de la boda utiliza una crema con ingredientes tópicos como melatonina y GABA (ácido gamma-aminohurítico), que ayudan a que tu dermis se repare mientras duermes profundamente. Es recomendable que un mes antes se realicen las pruebas de maquillaje.

Más allá de la tendencia del momento, debes elegir un estilo con el que te sientas cómoda y segura. Antes de tomar una decisión, hazte unas fotos con luz natural y artificial. Si te gusta el resultado no busques más.

También, puedes lucir un suave tono de piel dorado para verte más saludable, aplicándote un bronceador en spray 72 horas antes. En el tercer día el color se habrá asentado y te verás muy natural. Si lo haces el mismo día corres el riesgo de confundirte con una zanahoria.

Si  vas  a  casarte  en  primavera  o  verano  considera  los  cambios de clima. La humedad o el calor excesivo podrían arruinar tu maquillaje. Utiliza productos  libres de aceites y óleos, y opta por aquellos que contengan minerales, como los rubores o sombras para ojos.

El día de la celebración aplícate una base a prueba de todo. Esto ayudará a que el resto del maquillaje se mantenga en su lugar y tu rostro luzca de porcelana. Prefiere los productos a prueba de agua, como la máscara de pestañas, así podrás llorar lo que quieras. Para estas ocasiones lo mejor es usar rubor en crema, delineador en polvo y lápiz labial para obtener un look fresco, natural y duradero.

Cabello

Una correcta alimentación no solo incide en un cuerpo perfecto, es también el primer paso para un cabello de portada. Seis meses antes, come regularmente verduras y frutas frescas ricas en vitamina C, como espinacas, papaya, limón, naranja, kiwi, fresa, toronja y zanahoria.

Con tres meses de anticipación consulta con un especialista para que utilices un tratamiento de cuidado ideal para las necesidades de tu cuero cabelludo. También  puedes aplicarte mascarillas naturales cada dos semanas para una melena brillante y manejable. Una de las más recomendadas es la de aguacate, mayonesa y aceite de almendras. Es una mezcla milagrosa.

Si quieres resaltar tu tono de cabello (sin cambiarlo), aplícate un tinte 15 días antes; con las lavadas lograrás un tono natural. Con un mes de anticipación corta las puntas para evitar que se vean abiertas y dañadas. Si semanas antes te has aplicado mascarillas intensivas, el día de tu boda prefiere un acondicionador tradicional.
Notarás que la textura es más ligera, lo que permitirá que se trabaje mejor el cabello y el peinado dure por más tiempo. 

Semanas antes de tu enlace no te pongas creativa. Podrías lamentarlo y sería muy tarde para conseguir una solución. Evita:

1. Innovar con el tono de tu tinte
2. Cortarte drásticamente el pelo
3. Tomar mucho alcohol
4. Practicar nuevas disciplinas  
de ejercicio
5. Ingresar en cabinas de bronceado
6. Cambiar a última hora  
tu maquillaje nupcial
7. Someterte a nuevos  
tratamientos de belleza
8. Desvelarte

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos