Los 6 grandes mitos de las parejas felices

Esto es lo que nos han hecho creer en torno al amor, pero ¡nada podría ser más falso!

Imprimir Enviar

Por: Nupcias Magazine

Existen muchos factores que pueden dañar nuestra relación de pareja. Sin embargo, quizá nada pueda debilitarla más que las ideas que nos formamos sobre cómo debería ser un noviazgo, o incluso un matrimonio.

¿Cuántas veces hemos juzgado nuestra relación basándonos en cómo creemos que funcionan las “parejas felices”? Creemos que estas parejas llevan una relación casi perfecta, y es que ¿cómo no creerlo si todo el tiempo suben fotos y mensajes de amor en sus redes sociales?

Si queremos tener un noviazgo o un matrimonio feliz, lo primero que tenemos que hacer es despojarnos de estos mitos y comenzar a construir una relación auténtica, que aunque imperfecta, será mucho más satisfactoria que las que vemos en las redes sociales o la pantalla grande.

¿Listos para deshacerse de prejuicios?


Tienen los mismos intereses

Las personas destinadas a estar felizmente juntas tienen los mismos gustos e intereses: ambas disfrutan las mismas películas, comparten su pasión por cocinar o leer, adoran los animales… Aunque compartir ciertos intereses es importante para formar un vínculo, ambos podrían tener hobbies distintos y aun así complementarse a la perfección.


Nunca discuten

Las parejas más felices nunca discuten por una sencilla razón: no existen motivos para ello. ¡Falso! Absolutamente todas las parejas tienen desencuentros, y si no es así, quizá sea por falta de interés por profundizar en la relación o por miedo a “destapar” temas sensibles. Ojo: lo que sí es un hecho es que las parejas estables solucionan los problemas de una manera pacífica, y nunca con insultos o violencia física.


Se dicen todo

Las parejas felices se tienen muchísima confianza, por lo que no tienen secretos: se cuentan absolutamente TODO. Si bien es cierto que la base para una relación exitosa es la confianza, también lo es que tenemos que aprender a saber qué decir y qué podemos guardarnos, así como los momentos adecuados para hacerlo. Recuerda: decir todo lo que se piensa no es sinónimo de ser honesto.


Tienen sexo todo el tiempo

En una relación “feliz”, la pasión es una constante. Estas parejas tienen sexo todos los días, y lo disfrutan como si fuera la primera vez. Nada puede estar más alejado de la realidad: la mayoría de las parejas necesita tomar medidas para que su vida íntima no caiga en la rutina. 


No atraviesan por crisis

Todas las parejas atraviesan por momentos buenos y malos, periodos en que todo marcha viento en popa y épocas de crisis en que es necesario replantearse algunas cosas para poder seguir adelante. Que tu relación haya atravesado por varias crisis no es señal de debilidad; por el contrario, el que sigan juntos a pesar de ello es señal de fortaleza.


No tienen ojos para nadie más

Las parejas “verdaderamente enamoradas” ni siquiera se fijan en otras personas; sólo tienen ojos para su media naranja. Por supuesta que es básico que una pareja se sienta atraída físicamente, pero eso no quiere decir que sus miembros no puedan sentirse atraídos hacia otras personas. Pero puedes estar tranquila: finalmente, lo que te une a él va mucho más allá de eso, ¿no crees?


Relacionado: ¿Cuál es la clave de un matrimonio estable? Mira la respuesta. 

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos