Los 100 errores más comunes en las bodas

Toma nota y sólo preocúpate por ser feliz.

Imprimir Enviar

Por: Renata Curiel Riva Palacio

Una boda incluye muchos aspectos y es normal que hasta los novios más organizados y precavidos descuiden ciertos detalles. Para no cometer deslices, hemos enlistado los más frecuentes. Toma nota y sólo preocúpate por ser feliz.

Maquillaje


1. No usar waterproof.
Es probable que sueltes alguna lágrima y lo peor que puede pasar es que tu makeup se escurra por toda la cara. Opta por un maquillaje y rímel resistente al agua.


2. No ser tú misma.
Lo peor que una novia puede hacer es maquillarse extremadamente diferente a como suele hacerlo normalmente. La idea es verse más guapa, no volverse irreconocible.


3. Olvidar un kit de belleza.
Vas a bailar y a saludar a mucha gente, así que lo mejor será llevar un poco de base, polvo, delineador, labial y perfume para retocarte.


4. Marcar besos.
Si te vas a pintar los labios, utiliza un lipstain para no manchar al novio ni a los invitados.


5. No tener prueba de maquillaje.
Debes probar el maquillaje antes del gran día. No puedes confiar sólo en las fotos del maquillista.


6. No usar sellador.
Si te casas en verano o en una playa, aplica un spray que selle tu maquillaje. Verás que durará por horas.


7. Dientes sucios.
Es fatal cuando una novia tiene los dientes manchados de lipstick. Tip: usa un poco de vaselina en los dientes, nada se les pegará.


8. No considerar la hora de la boda.
Esto es importante porque hay maquillaje de día y de noche. No querrás lucir muy cargada en la mañana y nada pintada al atardecer, ¿o sí?


9. Prescindir de las extensiones.
Aunque tengas muy buenas pestañas, tu boda es un día que exige llevar un buen par de postizas. El efecto hará que tus ojos resalten todavía más.


10. Usar una base que no sea de tu tono.
Ni más clara ni más oscura. Se ve horrible que el rostro esté de otro matiz que el cuello y el cuerpo.

 



Peinado


11. Cambios drásticos.
Cambiarte el color del pelo un día antes es una pésima idea. Si quieres un nuevo look, empieza unos meses previos a hacerte cambios sutiles.


12. No ser realista.
Hay que conocerse, es irreal pedir que un peinado suelto con ondas dure toda la noche, si sabes que tienes el cabello más lacio del mundo y deseas verte arreglada todo el tiempo, es mejor optar por un recogido.


13. No considerar el vestido.
El peinado es un complemento del vestido y debes tomar en cuenta su forma y estilo. Por ejemplo: si es un diseño de un hombro, no pidas una coleta de lado.


14. Romper estilos.
Hay novias que quieren recogidos elegantes para la playa y cabellos sueltos con coronas para salones muy elegantes. El peinado también debe estar acorde a la boda.


15. Abusar en el uso de productos.
Muchas creen que si se ponen cremas y tratamientos el día antes de la ceremonia su pelo lucirá espectacular. ¡Error! Lo único que pasará es que se suavizará demasiado la textura y eso puede hacer que no dure tanto el arreglo.


16. Peinarte a ti misma.
Seguro te peinas padrísimo para fiestas, pero tu boda es otro boleto. No experimentes y mejor contrata a un especialista.


17. Corte de pelo 24 horas antes.
No dejes que tu novio se corte el pelo un día antes del gran día. Se notan los tijeretazos y se evidenciará que se lo acaban de hacer. Es mejor hacerlo una semana antes.


18. Nada de tijeras.
Lo mismo para ti, de preferencia córtalo un mes o 15 días antes del gran día.


19. Hacerte el tinte unos días antes.
Si llevas luces no te las hagas una semana antes porque se van a ver muy marcadas en la raíz. Si acudes un mes antes al retoque, lograrás que se vean desvanecidas y más naturales.


20. No ir preparada a la estética.
Algunas novias olvidan llevar el velo o el tocado al salón, ¡cuidado! Sólo un especialista puede asegurarlos a la perfección y esconder esos horribles pasadores.


 


Belleza


21. Depilarte un día antes.
Pésima idea remover el bigote y cejas el día de tu boda. Puedes lastimarte y dejarte la piel enrojecida.


22. Usar autobronceador el mismo día.
El spray en tono tan es buenísimo para verte maquillada pero no lo hagas el mismo día. ¡Vas a manchar tu vestido!


23. Hacer una dieta extrema.
Para bajar de peso lo ideal es empezar una dieta sana y equilibrada meses antes del evento. Las chicas que siguen un régimen exagerado un mes previo a la boda, suelen ponerse irritables y sensibles.


24. Manipular la piel de la cara.
Un facial invasivo puede lastimar tu rostro. Para no correr riesgos es mejor pedir uno relajante. Tip: Toma mucha agua, esto elimina toxinas e hidrata tu piel.


25. Estar a dieta todo el tiempo.
El anillo, las despedidas, la pedida y los demás eventos son importantes y forman parte del proceso nupcial. Disfrútalos, toma una o dos copas y goza de los platillos. Después reanudas tu alimentación sana.


26. No limitar la sal y los drinks.
Un error grave es ingerir alcohol y sal la última semana antes de la ceremonia. Puedes hincharte del cuerpo y los ojos.


27. Llevar un esmallte de uñas regular.
Este día requiere de manicure y pedicure de gel. No puedes correr el riesgo de que se te desportillen. Además, deben durar hasta la luna de miel.


28. Quemarte con el sol.
Lo peor que puedes hacer, si te casas en la playa, es abusar del sol. No hay nada más feo que unos hombros rojos o una cara que
se esté descarapelando el día de la boda.


29. Querer estar flaca a toda costa.
Los masajes reductivos funcionan muy bien pero pueden dejar moretones. Para no correr riesgos, deja de hacértelos dos semanas antes.


30. Pasarte con el bronceado.
Una novia debe verse natural. Algunas chicas van a las camas bronceadoras y piden un color demasiado obscuro que se ve horrible y demasiado artificial.

 



Vestido


31. Llevar a toda la tropa a escogerlo.
Gran error, eso sólo genera muchas ideas y confusión. Lo mejor es llevar a tu mamá, hermana, suegra y mejor amiga.


32. Comprar de inmediato.
Si te casas dentro de un año, aunque hayas encontrado el vestido de tus sueños, ¡espera! Con tanto tiempo puede ser que haya descuentos de temporada.


33. Probarte todo.
Hay novias que se ponen todos los vestidos disponibles. Gran problema, ya sólo conseguirán más caos. Tip: No te pongas más de 10 y si no sabes qué estilo te favorece, elige uno de cada uno y partes de ahí.


34. Comprar online.
Este vestido es especial y te lo tienes que probar a como dé lugar. Si quieres que sea de otro país es mejor viajar y probarlo allá.


35. Decir que vas a adelgazar.
Un gran desliz es pedirlo extra ajustado pensando en que vas a bajar algunos kilos. Es mejor que esté a tu medida y que desde ese momento se te vea bien. Si llegas a adelgazar se te verá aún mejor.


36. Comprar sin estar totalmente segura.
No te dejes influenciar, ni te dejes convencer en comprar un vestido que no te gusta al 100%. ¡El que elijas te debe fascinar!


37. Creer que mientras más caro, más bonito.
Evita probarte vestidos fuera de tu presupuesto, corres el riesgo de enamorarte y no poderlo comprar.


38. No llevar zapatos cómodos.
Aunque puedas aguantar muchísimo tiempo tus stilettos, siempre es mejor llevar unos zapatos cómodos de repuesto. Tip: Asegúrate que sean de la misma altura que tus tacones para que el vestido no se arrastre.


39. No considerar el lugar.
Busca un diseño que vaya de acuerdo con la locación. Si es en la playa busca uno ligero y si es de noche prefiere uno con mucha crinolina o mangas de encaje.


40. Comprar un vestido lindo pero incómodo.
El error de muchas mujeres es elegir modelos bellos pero molestos. Recuerda que lo vas a traer puesto todo el día y que vas a bailar, comer y beber.

 


Durante la boda


41. Dejar pasar mucho tiempo entre cremonia y fiesta.
Mala idea, eso cansa a los invitados.


42. No alimentar a tus proveedores.
Muchas parejas olvidan organizar unos lunch boxes para el fotógrafo, DJ y otros proveedores. Tómalos en cuenta.


43. No saludar.
Lo mejor es acudir a cada mesa para agradecer la presencia de los invitados.


44. No agradecer.
Aprovecha que vas a tener a todos los asistentes en un mismo lugar y reparte los agradecimientos, es más práctico.


45. No comer.
Hay tiempo para todo. Disfruta del banquete y después del postre platiquen con los invitados.


46. No pedir ayuda.
Ese día es para disfrutar. Dejen sobres organizados con propinas y pagos a finiquitar para que alguien de confianza los reparta.


47. Emborrachar demasiado a tus invitados.
Contratar carritos de shots es divertido pero si lo vas a hacer, asegúrate de que se entregue comida todo el tiempo para que la gente no se emborrache.


48. Que cada uno tome por su lado.
Hay parejas que quieren estar con todo el mundo, esto sólo causa que se terminen separando. No lo hagas, te perderás de grandes momentos juntos.


49. Vivírsela en la pista.
Los que están bailando no son los únicos que quieren celebrar con ustedes, también hay gente que se queda en las mesas platicando. Tómense un tiempo para conversar con ellos.


50. Pasarse de shots.
No dejes que el alcohol se te suba, es fatal que la novia o el novio estén caídos de borrachos.


 

Lugar y decoración


51. Que los invitados estén apretados.
Algunos novios se encaprichan tanto por casarse en el lugar de sus sueños que no les importa que sus invitados no quepan cómodamente.


52. Todo DIY.
Gran error planear mil actividades de este estilo. Tip: Si quieres hacer algo, busca que sea sencillo y que no se tenga que hacer ese mismo día.


53. Que el lugar se vea con poca vida.
Si el espacio es sobrio, levántalo con flores coloridas y si es llamativo, opta por tonos sobrios como el blanco.


54. Invertir una fortuna en arreglos florales.
No es necesario gastar una millonada en flores. Averigua cuales son las de temporada; esas son más económicas, más bonitas y fáciles de encontrar.


55. No prever.
Si tu enlace va a ser en un jardín o en playa, asegúrate de tener una carpa o un plan B por si llueve.


56. No considerar los climas extremos.
Lo que más vacía bodas es el calor y el frío. Cerciórate de tener suficiente sombra, ventilación y calentadores según sea el caso.


57. Sobredecorar el lugar.
No quieras que tu fiesta tenga miles de detalles. Mejor enfócate en algunas cosas y haz que destaquen.


58. Tener un mapa dudoso.
No hay peor situación que perderse y llegar tarde. Verifica que el mapa esté perfectamente bien explicado, sobre todo si es fuera de la ciudad.


59. Sitios improvisados.
Hay parejas que se casan en el rancho de un amigo o en el jardín de un primo, pero no todos estos lugares están preparados para recibir a tanta gente. Revisa que haya una buena cantidad de baños y espacio de estacionamiento.


60. Tener un ramo extra grande.
No es una buena opción porque es incómodo cargarlo, te puedes ver desproporcionada y es un accesorio que debe complementar, no robar miradas.

 


Damas de honor y cortejo


61. Invitar a la despedida gente que no está invitada a la boda.
Habla con tus damas para que no vayan a caer en este error o de lo contrario tú quedarás mal.


62. Hacer los festejos de despedida muy cercanos a la boda.
Procura que todas tus despedidas sean un mes antes del enlace. Verás que los últimos pendientes te robarán mucho tiempo.


63. No limitar a los papás.
Sean francos, recuérdenles que es su momento y no el de ellos. Tip: Tomen en cuenta sus consejos, no olviden que sus padres ya pasaron por eso.


64. Vestir a tus damas igual.
No les impongas el mismo modelo, no a todas les favorece ese corte.


65. Creer que puedes sola y sin ayuda.
Estas personas son de toda tu confianza, apóyate en ellas. Las novias que hacen todo por ellas mismas se vuelven locas con tantos pendientes.


66. Exigir demasiado de tus damas.
No seas la típica bridezilla que le pide a sus damas estar listas para las fotos desde las once de la mañana cuando la boda es a las siete de la noche. Es muy pesado y te alucinarán.


67. Excluir a tu familia.
Pídeles su opinión y complácelos en algunos aspectos. Ejemplo: Deja que tu papá te diga qué canción le gustaría bailar contigo.


68. No agradecer.
La planeación de la ceremonia es constante y estresante. No olvides reconocer el esfuerzo y apoyo de tus hermanos, papás y demás personas del cortejo.


69. No limitar el número de invitados de los papás.
Lo justo es que si tus papás están poniendo dinero para la boda, les dejes invitar quienes que ellosdeseen (sin exagerar).


70. No dejar claros los papeles de cada quien.
Hay parejas que dejan en la incertidumbre a su cortejo. Lo ideal es mantenerlos informados del papel que realizarán en la ceremonia.

 


Fotografía


71. No contratar a un profesional.
Seguro tienes un amigo o primo aficionado a la fotografía que quiere captar los momentos importantes de tu boda pero, para esta ocasión, es mejor optar por un experto.


72. No pedir referencias.
Muchos novios contratan fotógrafos sin haber visto el trabajo completo de este profesional. Pídele que te enseñe videos, imágenes y la manera que entrega todo al final. Si conoces a alguien que lo haya contratado antes, mejor.


73. Olvidar decirle al fotógrafo quiénes son importantes.
Muchos profesionales no retratan a la abuela o a la hermana del novio por no saber quienes son. Habla con él y enséñale a tus amigas, damas, familia, etc.


74. Olvidar dar ejemplos.
Si tienes referencias de cómo quieres tus fotos, muéstraselas. Puede ser que quieras algo muy posado o más natural.


75. Omitir momentos importantes.
Ese día debe estar documentado desde que amanece. Que tomen fotos desde el inicio hasta el final.


76. Que el fotógrafo no conozca el terreno.
Lo mejor es que el fotógrafo haga un scouting previo del lugar, así sabrá los mejores ángulos.


77. Falta de comunicación.
Establece una lista con las tomas que quieres. Al momento se te puede olvidar pedir un retrato con tus primos, sobrinos, etc. También pídele detalles del salón.


78. Tener prisa por terminar tu sesión de fotos.
Dale el tiempo necesario. No te preocupes por los invitados, que ellos están platicando y comiendo unos canapés.


79. Estar estresada en la sesión.
Relájense y disfruten, si no sus fotos se verán muy tensas y rígidas.


80. Llevarte pésimo con el fotógrafo.
Tal vez no lo habías pensado pero la personalidad del retratista debe hacer clic con la de ustedes. ¡Así todo fluirá mejor!


 

Música


81. Volumen demasiado alto.
Es muy molesto no poder escuchar a quien se encuentra a tu lado a la hora de la comida o cena. Recuérdale al DJ que mantenga el sonido a un nivel adecuado.


82. Tener bocinas cerca de familiares mayores.
Los jóvenes soportan mejor que los adultos la música alta. Si se van a colocar bocinas en la pista, evita sentar a los mayores en las mesas cercanas.


83. Querer controlar al DJ.
Deja que el DJ ponga música variada, no porque a ti y a tu novio les guste mucho la electrónica quiere decir que todos los invitados también la disfrutarán.


84. No hablar de tus gustos con el DJ.
Mantén al profesional al tanto de tus inclinaciones musicales. Dale una lista de las canciones que no te gustan, así él sabrá y no las tocará.


85. Volumen muy bajito.
Contrata suficientes bocinas para que se escuche bien la música. No hay nada peor que un mal sonido.


86. No establecer horarios.
Platica con el encargado de sonido para asignar horas a los bailes, la liga y ramo.


87. Tener un primer baile eterno.
Hay parejas que escogen canciones muy largas. Bailar por cinco minutos es demasiado. Si es tu caso, pídele al DJ que la recorte un poco.


88. No enseñarle el salón.
Es recomendable llevarlo, así sabrá dónde colocarse y cuánto equipo llevar.


89. No pedirle ayuda.
Si no sabes qué canción bailar, pídele una lista con opciones, seguramente tendrá muchas de dónde escoger.


90. Asegurárte de quién tocará.
Algunos DJ son famosos porque ellos, personalmente, tocan en las bodas. No olvides preguntar si será él quien que acudirá al evento. Lo decimos porque puede ser que lleve a un reemplazo y todo sea distinto.


 


Extras


91. Zapatos rígidos.
Un grave error es no aflojar los zapatos antes del gran día.


92. Dejar todo a última hora.
No dejes al final tu maleta de luna de miel. Se te pueden olvidar prendas importantes.


93. Baños sin amenities.
No olvides las canastas de los baños. Piensa en todos esos productos que pueden llegar a necesitar tus invitados. Te lo agradecerán.


94. Pensar que sólo tu fiesta.
No te vuelvas una bridezilla controladora e incluye a tu novio en el proceso. La boda es algo de pareja que los debe unir y no alejar.


95. Hacer de tu boda tu vida.
No dejes que la planeación consuma tu vida. Continúa enfocada en tu trabajo, hobbies, amigos y familia.


96. Tener demasiadas despedidas de soltera.
No hagas más de cuatro despedidas. Al invitado le sale muy caro asistir a este tipo de eventos. Es mejor que te celebren por gusto y no por compromiso.


97. Olvidar tu anillo.
Tu novio realizó una gran inversión y los accidentes siempre pasan. Mejor asegúralo.


98. Equivocarte en las invitaciones.
Antes de mandar a imprimir las invitaciones revisa, mil veces si es necesario, la ortografía y los datos.


99. No considerar las necesidades de los que vienen de fuera.
Si tienes visitantes de fuera, incluye información adicional dentro de sus invitaciones. Tip:
Proporciona teléfonos de sitios de taxi y lugares turísticos para que conozcan después de tu fiesta.


100. Accesorios.
Entrega sombrillas, abanicos y pashminas para que los asistentes estén súper cómodos.

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos