Los 10 pasos para llegar a tu peso ideal antes de la boda

Bajar de peso antes de la boda

Tosas las novias desean llegar al altar con su figura ideal, te decimos cómo lograrlo.

Imprimir Enviar

Por: María Fernández Pellón Valdés

Tus jeans nunca te van a mentir, son el mejor indicio para saber si has subido, bajado o te mantienes en tu talla. Se acerca el gran día y ya no puedes ignorarlos ni a ellos ni a la báscula un día más. Llegar a tu peso ideal no sólo implica que te veas mejor, sino que te da más confianza en tí misma.


Para que llegues al día de tu boda con figura deseada te damos 10 pasos que debes seguir:


1. Crea un plan alimenticio


La clave para perder peso es lograr un déficit de calorías. Haz un plan alimenticio, de preferencia de la mano de una nutrióloga, en donde consumas únicamente las calorías que tu cuerpo necesita. Combínalo con una rutina de ejercicio y verás resultados mucho más rápido.


2. Monitorea tus comidas


Apunta las calorías que consumes de la manera más apegada a la realidad que te sea posible. Anótalas en un cuaderno, en un calendario o alguna app -existen muchas que te ayudarán-. Recuerda no dejar nada sin registrar ¡sí, hasta esas 4 M&M’s que te comiste en la oficina! Puede parecer exagerado, pero de 50 en 50 calorías puedes rebasar la cantidad diaria sin darte cuenta. Además, pésate 2 veces a la semana para ver cómo va reaccionando tu cuerpo.


3. Mídete y repite


El peso no es el único indicador de los progresos de tu cuerpo al seguir un plan nutricional. Medirte es una práctica que debes mantener para ver realmente los avances. Recuerda también medir tus porciones de comida. Si te sirves a ojo de buen cubero, tus platos van a ser más cuantiosos de lo que deberían. Al principio te costará trabajo pero después de unas semanas sabrás calcularlos sin necesidad de una taza medidora.

Medidas novia

4. Come cinco veces al día


Comer cinco veces al día evitará que tengas antojos entre comidas y caigas en la tentación de comerte la dona que te ofrecieron en el trabajo. Además de que mantendrá tu sistema digestivo activo. Planea tres comidas fuertes y dos colaciones, no dejes que pasen más de cuatro horas sin ingerir alimentos y sobre todo, no te saltes ninguna comida. De esta manera, acelerarás tu metabolismo.


5. Saber qué comer y qué no


Cuando pienses en comer que no se te olvide que necesitas proteína para no tener hambre todo el día, fibra para ayudar a tu sistema digestivo y carbohidratos buenos -como la fruta- que te aportan energía.


6. Planea tus comidas


Tener hambre es una sensación horrible, nos puede poner de malas y es el causante de que rompamos con nuestro plan nutricional. Para no caer en la tentación, planea todas tus comidas con anticipación. Organiza en el mismo cuaderno en donde monitoreas tus calorías los alimentos de la semana y haz ahí mismo la lista de súper.


7. Hay que moverse y dormir suficiente


La alimentación es clave para bajar de peso, pero si no lo combinas con ejercicio no verás los resultados que esperas en tu cuerpo. Para quemar las calorías que necesitas debes hacer entre 20 y 40 minutos de ejercicio cardiovascular mínimo 3 veces a la semana. Además, debes dormir entre seis y ocho horas diarias para ver resultados. El cuerpo no funciona igual si no descansa lo suficiente.


Ejercicios en casa


Lee: Rutina de ejercicios en casa para llegar esbelta al gran día


8. Plantea metas chicas y celébralas


El trayecto para bajar de peso es un camino largo, así que es mejor que te plantees metas chicas para llegar a tu destino final. Encuentra maneras sanas de celebrar tus logros. Por ejemplo, puedes comprarte una prenda de ropa nueva por cada kilo que bajes.


9. Conviértelo en un estilo de vida


En el trayecto te darás cuenta de que las dietas rápidas no son la respuesta. No hay un camino exprés para llegar a las cosas buenas y ningún té o producto milagro hará lo que ejercicio y un plan de alimentación pueden hacer por ti. Una dieta en la que te estés muriendo de hambre todo el día no funcionará a largo plazo. Encuentra la manera en la que esto se convierta en un estilo de vida y no en algo que sólo vas a hacer durante unas semanas o meses.


10. Sé paciente y recuerda porqué empezaste


Así como esos kilitos de más llegaron poco a poco, perderlos es el mismo proceso. Lo bueno toma tiempo, mucha paciencia y disciplina.

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos