Las peleas más comunes de los novios durante la planeación

Las discusiones durante la organización del gran día son más comunes de lo que crees.

Imprimir Enviar

Por: María José, blogger de bodas

Hola futuras novias:

Es típico que debido al estrés que genera el organizar una boda, se den conflictos o peleas entre los novios. Por eso en este post les quiero presentar las seis discusiones de pareja más comunes durante la planeación para que sepan como manejarlas.


1. Por dinero


En especial cuando la respuesta a la pregunta ¿Quién paga qué en la boda? es los novios, que hoy en día es mucho más común. Para casarse hay que ahorrar y gastar dinero, dos acciones que causan tensión entre los involucrados, por lo que es fundamental que desde el comienzo establezcan cual será el presupuesto de la boda (para respetarlo), así como establecer las prioridades de la boda.


2. Las familias de los novios


A pesar de que todos se lleven muy bien, siempre surgen ciertos roces en la planeación que comúnmente están basados en: opiniones, comentarios o sugerencias fuera de lugar, control, imposición, herir susceptibilidades o dar ciertas cosas por hecho, por ejemplo, invitar a personas que los novios no quieren o no tienen contemplados.


3. La lista de invitados


Y ya que hablo de los asistentes, la tercera de las seis discusiones más comunes, tiene que ver con la lista de invitados. Es un tema en el que a la mayoría de los novios les cuesta ponerse de acuerdo por el hecho de tener número límite. ¿A quién invitar y a quién dejar fuera? Esto siempre da paso al tema de los invitados eliminables.



4. La despedida de soltero del novio


La cuarta discusión suele darse por causa de la despedida de soltero del novio ¿Tengo que decir más?


5. El novio no se involucra


Esta pelea llega cuando las novias sienten que no hay un interés por parte de su futuro esposo y no encuentran la manera de involucrarlo, lo cual les provoca frustración.


6. La novia es una bridezilla


Y finalmente, la última tiene que ver con una de las posibles fases de la novia en la organización de la boda, es decir, cuando la bridezilla que todas llevamos dentro se manifiesta debido a la cantidad de pendientes, el cansancio, la expectativa y la hipersensibilidad.


Soluciones


Siempre reucerden: “no es cómo se casan sino con quién se casan”. Tengan en mente que la boda durará unas cuantas horas, pero lo importante y ante todo, la razón por la que está sucediendo es lo que viene después del evento.


Siempre he pensado que la organización de la boda y el matrimonio deben de ser vistos como una consecuencia, un simulacro o una prueba. Es importante que durante esta etapa pongan en práctica el respeto, la comunicación, el consenso, la capacidad de resolver, la empatía y el ceder ya que, si lo analizan, tendrán que estar a la orden del día cuando estén casados si quieren lograr un matrimonio exitoso.


Es fundamental que sean adultos y eviten a toda costa el engancharse, así como los arranques que generan el decir cosas que no sienten y de las que se puedan arrepentir. Por ejemplo: “Yo estoy poniendo más dinero”; “Tu mamá está loca” o “Entonces no nos casamos.” Claro que pueden no estar de acuerdo en algo, enojarse y manifestarlo pero cuiden sus formas, escúchense y no se cierren.


Cuando sientan que las cosas se están saliendo de control hagan una tregua para parar y retomar la discusión cuando los dos estén calmados.


Les mando besos,



María José

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos