Las 10 preguntas que no debes hacer en una boda gay

Comentarios y preguntas que debes evitar si asistes como invitado

Imprimir Enviar

Por: Jordi Linares Rivas

Las bodas gay son muy parecidas a las bodas regulares. Con la gran diferencia de que por usos y costumbres todas las tradiciones (o al menos la gran mayoría) están referidas a parejas conformadas por un hombre y una mujer. Así que si asistes a una boda gay puedes esperar muchos de los arquetipos clásicos de una boda como una pareja que se ama uniendo sus vidas, una gran fiesta e invitados contentos, pero debes saber de antemano que muchas otras cosas serán diferentes y algunas preguntas pueden resultar incómodas o hasta ofensivas para los novios.


1. Pero... ¿es una boda real?


¡Claro que lo es! Además de ser un matrimonio legalmente válido, el hecho de no contar con una ceremonia religiosa no le resta valor a la unión. Algunas parejas deciden celebrar además de la civil, una ceremonia espiritual como una boda maya y SÍ, sí es una boda tan real como cualquier otra. 


2. ¿Quién es la novia y quién es el novio?


Entre las parejas homosexuales no existen los roles de género. No debe vestir uno de blanco ni otro de negro, así como no debe haber una novia en vestido y otra en traje. Aunque si así lo desean están en toda la libertad de hacerlo, sin que esto signifique que uno es el hombre y el otro la mujer. 


3. ¿Quién camina primero hacia el altar y quién después? ¿Los entrega la mamá?


Ninguna regla está escrita, pueden hacerlo en el orden en el que los novios o las novias deseen. Incluso pueden caminar juntos sin que nadie los entregue si así lo prefieren.


4. ¿La música va a ser como de antro gay?


No. Si crees que por tratarse de una boda gay todo lo que vas a escuchar es Madonna, Britney Spears o boybands de los 90 estás cayendo en los estereotipos. La música va a ser como en cualquier otra boda, la que la pareja disfrute y decida. 


5. ¿Y sus papás están de acuerdo?


Es una pregunta muy personal y puede abrir viejas heridas. Concéntrate en pasarla bien y en celebrar con el nuevo matrimonio sin estar indagando en su vida íntima.


6. ¿Cómo le van a hacer para tener hijos?


No todas las parejas que se casan, sin importar la orientación sexual, buscan tener hijos. Y en el caso de los matrimonios igualitarios, aún es un tema sensible por la dificultad de adoptar o los altos costos de tener un vientre de alquiler. Así que si son tus amigos de confianza pregúntaselos en otro momento en el que estén en un ambiente más íntimo, no en su boda.


7. ¿Va a haber solo gays en la fiesta?


Ok, probablemente haya más personas gays que en una boda heterosexual, pero esto no significa que el universo entero de los novios o novias sea de personas homosexuales, eso es caer de nuevo en los estereotipos. 


8. ¡Wow! Nunca había venido a una boda gay, estoy súper a favor del matrimonio igualitario


El sobre entusiasmo también puede resultar abrumador, piénsalo, jamás irías con una pareja heterosexual a decirles que estás totalmente a favor de su matrimonio. Limítate a una simple y honesta felicitación.


9. ¿Por qué no vino tal familiar?


Aunque la mentalidad hacia las bodas gay ha cambiado, no todos resultan tan comprensivos y hay quienes aún están en contra. Puede ser el caso de ese familiar ausente por el que estás preguntando. 


10. ¿Va a haber damas o padrinos?


Como lo dijimos antes, las tradiciones, las reglas y las costumbres no aplican. Se trata de aquello que haga felices a los novios, así que pueden decidir tener damas, padrinos, ambos o de plano, ninguno.

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos