Las 10 ciudades más románticas de Europa

Estas ciudades europeas ofrecen el entorno ideal para enamorarse una y otra vez.

Imprimir Enviar

Por: Nupcias Magazine

Para disfrutar su primer viaje de casados, una de las mejores opciones es, sin duda, realizar un recorrido por las antiguas ciudades europeas. Éstas tienen un aire romántico insuperable: su historia, callejones estrechos, restaurantes típicos, palacios y viñedos las convierten en el entorno ideal para enamorarse una y otra vez. Éstas son las 10 ciudades europeas perfectas para romancear. Love is in the air…


París

¿Recuerdas la escena de La Dama y el Vagabundo en la que comparten espaguetti? Para una cena romántica así, visiten la Rue du Faubourg Saint-Antoine, un callejón escondido donde se alinean restaurantes muy acogedores, ideales para compartir una pasta, risotto o fondue. Por la noche, diríjanse a los pequeños anfiteatros que se sitúan a lo largo del Río Sena, donde las parejas se reúnen para bailar tango. Si no quieren bailar, siéntense a mirarlos con una botella de vino. Otra opción es realizar un tour por la ciudad en un coche convertible vintage. 


Venecia

¿Quieren vivir una experiencia sin igual? En lugar de reservar un hotel, renten en un departamento situado cerca del centro. Recorran los callejones y las plazas venecianos, que albergan hermosos edificios renacentistas y barrocos. No dejen de visitar la Basílica de San Marco y la plaza principal. Por la tarde den un paseo en góndola y entren en algún bacaro, bares pequeños donde los locales van a tomar vino, degustar aperitivos y platicar. ¡No olviden compartir una pizza junto a un canal!


Praga

Calles serpenteantes, atardeceres encantadores, fachadas de colores, un puente gótico… Todo en Praga parece formar parte de un romántico cuadro. Admiren el reloj astronómico, con sus divertidas figuras; atraviesen el mágico puente de Carlos, con las gárgolas que lo resguardan. Visiten el museo de Alfons Mucha, el artista favorito de la ciudad y admiren sus obras Art Nouveau. Por la noche, tomen un tour en bote por el río y admiren las luces de la ciudad. 

Escalinatas españolas en Roma, Italia.

Roma

La capital italiana es famosa por sus sitios románticos, como la Fuente de Trevi o las escalinatas de la Plaza de España. Pero esta ciudad resguarda rincones secretos mucho más mágicos. Uno de ellos es el cerro Aventine, ideal para los enamorados. Aquí podrán visitar iglesias medievales o descansar en el Giardino degli Aranci (jardín de las naranjas) para disfrutar una de las vistas más espectaculares de la ciudad. No dejen de visitar las majestuosas ruinas del Templo de Venus y Roma, así como de cenar en alguna trattoria. 


Florencia

Disfruten las fabulosas vistas de la ciudad desde la Antica Torre di via. Desayunen en alguna de sus terrazas, o tomen una copa de Prosecco al atardecer y admiren la puesta de sol sobre el río Arno. Del otro lado del río, en Oltarno, se encuentra la Piazza de Michelangelo, donde podrán admirar las famosas esculturas de este artista: el David, la Venus de Botticelli (en la galería Uffizi) y muchos más. 


Brujas

¿Qué tal un desayuno típico para comenzar el día? Agarren energía con una selección de pan, huevos, carnes fríos, quesos y frutas. Disfruten de un recorrido en carruaje tirado por caballos por el centro histórico, donde después podrán almorzar en alguno de los restaurantes tradicionales. ¡No olviden comprar chocolates belgas para el postre! Den una vuelta por los canales en bote y disfruten el silencio de la ciudad. 

Canales en Brujas, Bélgica.

Sevilla

La ciudad más romántica de Andalucía ofrece encantadores callejones, construcciones con influencia morisca y plazas con mucha magia. Caminen por sus intricadas calles y siéntense en un restaurante típico a disfrutar de un vino y un par de tapas. Visiten la magnificente Catedral y la Torre de la Giralda, den un paseo por el Alcázar y admiren sus fuentes y jardines. Por la noche, diviértanse en un show de baile flamenco en algún bar del centro.


Viena

Recorran el centro histórico de la elegante capital austriaca a bordo de un carruaje tirado por caballos. Después, consiéntanse con una deliciosa rebanada de la tradicional tarta sacher en Café Sacher, un acogedor café del siglo XIX con candelabros, sofás de terciopelo rojo y un hombre tocando el piano. Suspiren al admirar la emblemática obra de Gustav Klimt, El Beso, situada en el palacio Belvedere, y terminen el día en la Staatsoper para deleitarse con la música clásica de la Orquesta Filarmónica de Viena.

Santorini, Grecia.


Santorini

La mejor forma de conocer esta pequeña isla griega es rentar una moto para recorrer sus callejones. Si quieren nadar en un entorno privado, visiten la Playa Roja, alejada de las multitudes, rodeada por rocas y con un oleaje tranquilo. Tómense fotos en las tradicionales fachadas blancas, deleiten su paladar con exquisitos platillos del mar, y, si son amantes del vino, visiten los viñedos de la isla para brindar.


Estambul

Nada más romántico que observar el atardecer de la mayor ciudad de Turquía, que tiñe el cielo de tonos anaranjados y amarillos. Ver las mezquitas y los puentes y de fondo el cielo es una experiencia que difícilmente olvidarán. Durante el día tomen un ferry que los lleve a las Prince Islands, donde podrán caminar, disfrutar un rico helado o dar un paseo en carruaje. No dejen de visitar los coloridos mercados y bazares, tomar el té y disfrutar ricos platillos del mar.

Relacionado: República Checa, la joya romántica de Europa Central

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos