*

Kit de emergencia para novia: más vale prevenir que lamentar