Joyería sustentable: ¿qué son los diamantes "fair trade"?

Foto: brilliantearth.com

Conoce qué son las “joyas sustentables” y cuáles son los beneficios de portar una en tu anillo.

Imprimir Enviar

Por: Paulina Santibáñez

Hace un par de años vi la película Diamante de sangre, esa que protagoniza Leonardo Di Caprio y que cuenta la historia de los diamantes producidos en zonas de guerra. Me impactó tanto que, hace poco que tuve con mi novio “esa plática” para casarnos, le insinué que quería un anillo libre de conflicto. Pueden imaginar la cara que puso (“¿Y en dónde diablos voy a conseguir eso?”).

Es cierto, conseguir un diamante certificado puede convertirse en todo un reto. Implica una búsqueda más minuciosa y quizá un gasto mayor, pero el esfuerzo bien vale la pena. La pregunta obligada es: ¿qué significa que un diamante –o cualquier otra piedra preciosa– provenga de un comercio justo?

Gran parte de la industria de diamantes se concentra en África. En este continente más de un millón de mineros tienen jornadas de trabajo arduas, y reciben a cambio menos de un dólar por día. Por si fuera poco, sus condiciones laborales son muy pobres. La producción irresponsable de diamantes también causa estragos severos en el medio ambiente: daña irremediablemente la tierra y el agua, provoca deforestación de bosques enteros y erosiona el suelo.

Por esta razón algunas compañías se dedican a ofrecer “joyas sustentables”, es decir que se obtienen de proveedores con estándares estrictos de producción. Estas empresas se aseguran de que los diamantes provengan de minas donde se respetan los derechos humanos y se cuida lo más posible el entorno natural. Algunas, como Brilliant Earth, donan parte de sus ganancias a las comunidades que han sido afectadas por la industria minera.

En la actualidad no existe una certificación de comercio justo de diamantes. Así que, si quieres asegurarte de que el tuyo tenga una historia digna, acércate a alguna compañía de renombre que pueda demostrar el origen de sus joyas (aquí tienes una guía). Y, entonces sí, ¡disponte a disfrutar de tu hermoso anillo sin remordimiento!


Relacionado: Cómo elegir un anillo de compromiso , Cómo tener una boda eco-friendly

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos