¡Que brillen siempre! Guía para el cuidado de tus joyas

Foto: Joyerías Bizzarro

Las joyas requieren cuidados específicos para mantenerse en un estado óptimo.

Imprimir Enviar

Por: Nupcias Magazine

Una joya es uno de los tesoros más preciados que una mujer puede tener. No sólo por su valor económico, sino también por lo que representan: las joyas suelen estar cargadas de emociones, relacionarse con recuerdos e incluso heredarse de generación en generación. ¿Cuántas de nosotras no tenemos un anillo o un collar que perteneció a nuestra abuela?

Como cualquier otro objeto de gran valor, las joyas requieren cuidados específicos para mantenerse en un estado óptimo. Sigue estos consejos al pie de la letra y ¡tendrás joyas radiantes durante largos años!


Almacenamiento

Guardar tus joyas debería convertirse en un paso de tu rutina diaria. Por favor, no las botes en el primer lugar que se te ocurra: almacénalas de manera individual en su cajita, o en alguna bolsita de gamuza o tela suave. Evita que entren en contacto con otras joyas. Guarda las cadenas estiradas sobre una superficie plana para evitar que se formen nudos.


Limpieza

Después de usarlas, limpia tus joyas con una gamuza y un líquido especial (puedes conseguir excelentes productos en tiendas especializadas, como Bizzarro). Esto te ayudará a conservar su brillo. Hazlo con cuidado, ya que las piezas delicadas como las piedras podrían soltarse. Al momento de tu compra, no dudes preguntar al asesor cuál es el mejor proceso de limpieza.


Exposición a químicos

Evita exponer tus joyas al cloro de las albercas, al mar, la playa o aparatos de hidromasaje, pues esto podría provocar que se decoloren (sobre todo las piezas de oro). Asimismo, no rocíes sobre ellas cosméticos ni lacas para el pelo; el alcohol de los perfumes puede manchar las piezas.


Cuidado

Si vas a hacer ejercicio, guarda tus joyas en un lugar seguro. No te expongas a que se caigan o se golpeen con superficies duras.


Por la noche…

Sabemos que las amas tanto que hasta quisieras dormir con ellas. Sin embargo, esto no es recomendable. El sudor podría hacer que se maltraten; además, estar en contacto con el metal podría tampoco ser muy benéfico para tu piel.


Visita a un experto

Un factor indispensable para prolongar la vida de tus joyas es visitar una vez al año a un experto en joyería. Él podrá revisarlas, limpiarlas y repararlas en caso de que existan partes desgastadas o sueltas. 


Con información de Joyerías Bizzarro.


Relacionado: 10 tips básicos para cuidar tu anillo de compromiso

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos