Finanzas mancomunadas... ¿o cada quién lo suyo?

Cómo dividir el dinero de un matrimonio

Imprimir Enviar

Por: ComparaGuru

Cuando planean su boda,  la mayoría de las parejas olvida considerar dentro de su planeación cómo llevarán sus finanzas. Por lo general resulta más atractivo la despedida de solteros, el banquete o la luna de miel. Pero, ¿qué pasa con temas como las propiedades, los gastos y la responsabilidad financiera de cada uno?

 

El dinero no tiene por qué provocar tensión, ¡al contrario! Debe ser una vía para fijar metas en común y tener un matrimonio con buenas finanzas.

 

Te dejamos algunos consejos para que eso de las cuentas bancarias ‘mancomunadas’ no sea un problema:

 

¡Hablen de dinero!

 

Es fundamental, sin comunicación nada estará bien. No importa cuántas veces deban abordar un mismo tema. Deben estar conscientes de que si alguno de los dos no expresa que su desacuerdo sobre cualquier tema, el rumbo será incierto.

 

Definan cómo repartirán bienes y propiedades

 

Decidir esto es primordial y hacerlo desde antes de planear la boda es inteligente. Si van a comprar o rentar una propiedad, definan cómo y a quién le tocará pagar qué cosa; si será de los dos o estará a nombre de uno solo. Esto también aplica para los bienes que ya tienen: aclaren si lo de uno es del otro o si deciden separar sus cosas.

 

Repartan la responsabilidad de los gastos

 

A menos que tengas un marido millonario que te pueda consentir sin que sus finanzas vayan a  pique o viceversa, tienes que medir tus gastos (y él también, obvio). Existirán tiempos en los que puedan darse el lujo de destinar un presupuesto más alto para ciertos gustos, pero cada quien debe responsabilizarse de sus gastos.

 

Dividan o compartan deudas

 

Cada quien puede responsabilizarse de sus propias deudas o bien juntarlas y pagarlas entre los dos. Defínanlo desde antes de casarse.

 

Protejan su economía en caso de emergencia

 

¡Seguros, seguros, seguros! Son importantes en la vida de una familia, ya sea para el retiro, de ahorro, seguro para el auto, o para la universidad de los hijos. Planeen y destinen un gasto fijo a protegerse de imprevistos.


También te puede gustar:

5 tips para jugar con tu presupuesto

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos