Falta de deseo sexual: cuál es su origen y cómo combatirla

insatisfaccion sexual

La falta de placer afecta al 50 por ciento de las mujeres a partir de los 30 años de edad.

Imprimir Enviar

Por: Viridiana Mirón

Quizá te sientes apática a la hora de tener encuentros íntimos con tu pareja, o tal vez los evitas porque no te provocan ningún placer en absoluto. Si este es tu caso, no te aflijas: no eres la única.

De acuerdo con la Asociación de Asesoramiento Sexual, los problemas relacionados con la falta de placer afectan al 50 por ciento de las mujeres a partir de los 30 años de edad. Pero, ¿dónde se origina esta ausencia de apetito?

El deseo sexual inhibido, también conocido como anafrodisia o anorexia sexual, se refiere al poco o nulo interés hacia el sexo. Esto quiere decir que una persona que tenga este padecimiento difícilmente responderá a la provocación sexual por parte de su pareja.

Por otro lado, la frigidez se refiere a la falta de capacidad de la mujer para alcanzar el orgasmo o sentir placer durante el encuentro sexual. Este padecimiento forma parte de una larga lista de disfunciones sexuales en mujeres.

Algunas razones por las cuales las mujeres no pueden alcanzar el orgasmo pueden situarse en enfermedades como la diabetes, la esclerosis en placas y las enfermedades neurológicas, endócrinas y trastornos de la glándula tiroides. Asimismo, algunos medicamentos como los psicotrópicos, los antidepresivos y los somníferos pueden inhibir las sensaciones y provocar una disminución de la libido.

Los factores emocionales también juegan un papel muy importante en la satisfacción sexual. Las mujeres que sufren depresión, estrés, baja autoestima o ansiedad se excitan con mucha mayor dificultad que las que están emocionalmente estables.


¿Cómo saber cuál es la causa?

Es importante que, si detectas que te cuesta trabajo sentir placer o alcanzar un orgasmo, acudas a un doctor para determinar cuál es la principal causa.


Toma en cuenta estos puntos:

- Habla con tu pareja sobre el tema. No sientas vergüenza: si no te sientes satisfecha, es importante que se comuniquen para que logren resolver el problema.

- ¡No finjas! Fingir placer y orgasmos sólo vuelve más difícil resolver el problema.

- Controla el estrés y la ansiedad.

- Realiza los ejercicios Kegel para fortalecer las paredes vaginales y poder incrementar las sensaciones de placer.

- Relájate y disfruta de las caricias. Si no puedes alcanzar el orgasmo, no te angusties. Disfruta de los juegos previos antes del coito. Pide a tu pareja que toque todo tu cuerpo y pon atención a las sensaciones.

- Olvídate de los prejuicios. Las mujeres tienen todo el derecho para disfrutar del sexo y sentir placer. No sientas culpa por tener sexo con tu pareja.

- Conoce tu cuerpo. La masturbación es una buena forma de conocer tu cuerpo y saber qué es lo que te excita y qué no.

- Infórmate. La falta de conocimiento acerca del cuerpo y de las relaciones sexuales puede ser un factor por el que no puedas alcanzar un orgasmo. Edúcate sexualmente junto con tu pareja y aprendan juntos.


 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos