¿Existe el amor eterno? Ésta es la respuesta de la ciencia

En cuanto al amor se refiere, los cuentos de hadas y la ciencia no se ponen de acuerdo.

Imprimir Enviar

Por: Redacción

Si preguntáramos “¿qué es el amor?” probablemente muchas contestarían que es “la fuerza que mueve al mundo”, “un lazo indestructible”, “lo más hermoso de este mundo”. ¿Y si preguntáramos “crees en el amor eterno”? Quizá muchas responderían que sí, tal vez algunas dirían que no están tan seguras…

Muchas de nosotras hemos crecido con la idea de que existen las almas gemelas, que las encontraremos (o nos encontrarán) en algún momento y comenzará entonces una historia de amor interminable, algo así como un cuento de hadas. Sin embargo, a juzgar por estudios recientes, la ciencia tiene una versión completamente diferente de los hechos.


La ciencia, la gran aguafiestas

Diversos estudios científicos aseguran que no existe tal cosa como el amor eterno… o cuando menos no tal como lo hemos imaginado. Según estas investigaciones, las parejas de recién casados experimentan una alegría intensa comparable con la euforia, la cual disminuye al cabo de tan sólo dos años (leyeron bien: DOS años).

Entonces el enamoramiento y la pasión desenfrenados ceden su lugar a un amor profundo y a una compenetración en otros aspectos, aunque ciertamente no en el plano sexual. De hecho, los expertos aseguran que las mujeres son más propensas a perder interés en el aspecto íntimo que los hombres.

Aunque existen parejas que no consiguen superar esta etapa y prefieren separarse, muchas historias tienen finales felices. Según estos mismos estudios, unos años después, cuando los hijos se van de casa, los matrimonios suelen experimentar un reencuentro en el plano emocional y sexual. ¡Algo similar a cuando estuvieron recién casados!


Desamor, ¿culpa de la biología?

En su libro ¿Por qué amamos?, Helen Fisher, antropóloga de la Universidad Rutgers de Nueva Jersey, se refiere a esa pasión intensa que caracteriza a los recién casados como una “borrachera de amor”: una sobredosis química que produce un efecto similar al de las drogas en el cerebro.

Pero, tal como sucede con una droga, el efecto pasa tarde o temprano. Hay teorías aún menos optimistas: de acuerdo con Bryan Earp y Julian Savulescu, expertos en bioética de la Universidad de Oxford, “existen poderosas fuerzas inherentes a nuestra biología que nos separan. Sin embargo, en algunos casos las parejas prefieren permanecer juntas por comodidad”. 


El arte de amar

Nos queda claro que mantener vivo el amor no es una cuestión que se dé de manera natural, sino algo a lo que se le debe dedicar tiempo y esfuerzo. No por nada el destacado filósofo y psicólogo Erich Fromm dedicó un libro entero a reflexionar sobre el arte de amar. “¿Es el amor una sensación placentera, una cuestión de azar, algo con lo que uno ‘tropieza’ si tiene suerte?” No: “el amor requiere conocimiento y esfuerzo”, escribió en su obra El arte de amar.

¿Lo que nosotras creemos? Más allá de la opinión de científicos y del mundo en general, queda en nosotros alimentar nuestra relación de pareja para que se convierta en lo que deseamos, o bien, descuidarla y reprocharle a la ciencia nuestra falta. 

¿Qué piensan ustedes?


 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos