Bodas en jardín: la fórmula mágica para no enterrarte el pasto

Foto: thesolemates.com

Las bodas en jardín y los tacones de aguja ya no tienen por qué estar peleados a muerte.

Imprimir Enviar

Por: Nupcias Magazine

Las bodas en jardín nos fascinan: ofrecen una vista increíble, suelen ser más espaciosas y permiten disfrutar el calorcito del verano. Unas mesas alargadas, velitas por aquí y por allá, flores colgando de los árboles... Todo sería felicidad y perfección si no fuera por un pequeño detalle. Las mujeres amamos los tacones de aguja, pero éstos no se llevan nada bien con el pasto. Eso de enterrarse cada dos pasos es de lo menos agradable que le puede pasar a una mujer... peor aún si es la dama de honor o la novia. 

Nosotras, como ustedes, asistimos a las bodas de jardín completamente resignadas. Por supuesto que no estamos dispuestas a sacrificar nuestro look (a nadie se le ocurriría llevar flats a una boda, ¿o sí?), así que tenemos que evitar caminar hacia el baño cada cinco minutos o de plano no alejarnos de la pista, donde nuestros zapatos se encuentran en terreno seguro.

Por esta razón nos sentimos tan aliviadas cuando nos topamos con un producto que promete resolver este problema de una vez por todas. Nos referimos a los SoleMates, unos tapones que se colocan al final del tacón y que impiden que éste se hunda en el pasto o la tierra. Es una idea de lo más sencilla, pero hace toda la diferencia del mundo. ¿Cómo no se nos había ocurrido antes?

Estos pequeños accesorios de plástico están disponibles en varios tamaños y colores –negro, blanco, transparente, plata y otros–. Cada par cuesta 10 dólares. Puedes comprarlos en línea y ser, de ahora en adelante, muy feliz en las bodas a las que asistas.


Foto: thesolemates.com

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos