El decálogo del caballero del siglo XXI

Porque la caballerosidad y la galantería jamás serán anticuadas

Imprimir Enviar

Por: Jordi Linares Rivas

Si bien es cierto que los tiempos han cambiado y los roles de género no son los mismos que hace cien años, la caballerosidad es una actitud que jamás estará caduca, y con caballerosidad, no nos referimos al arquetipo de hombre galante que debe llegar a la vida de toda mujer para salvaguardarla de los peligros de la vida (si algo nos queda claro es que ellas pueden solas).


La caballerosidad del siglo XXI, en el que nos regimos por la equidad, es entendida como el trato respetuoso y cargado de admiración hacia la mujer, como un saber conducirse con distinción y cortesía ante toda la gente que te rodea.

Es por eso que todo caballero moderno sabe que los siguientes puntos, más que sugerencias, son mandamientos.


1. Buen trato a todos quienes te rodean


La humildad y el buen trato hacia todas las personas a tu alrededor es reflejo de educación, en especial cuando se trata de personal de servicio. La prepotencia e insolencia únicamente denotan una carencia de formación.


Un caballero jamás olvida decir "por favor" ni "gracias" y conoce el valor de estas palabras.


2. Integridad con lo que dices

Caballero


Un verdadero caballero siempre honra su palabra, es un hombre íntegro. Es decir, es fiel a lo que dice y se ve traducido desde en grandes promesas como la fidelidad y el compromiso del matrimonio hasta en pequeñas acciones como la puntualidad. Jamás hará promesas vacías ni aceptará tareas que no puede cumplir.


3. Ser impecable con tus palabras

Caballero


Sabe que existe la misma fuerza detrás de un insulto como de un "te amo". Es por ello que piensa dos veces antes de hablar, en especial cuando está enojado, para nunca herir con sus palabras.


Este punto va fuertemente ligado con el anterior ya que al honrar su palabra, no hará promesas al viento ni dirá cosas de las que más tarde se pueda arrepentir. Esto los convierte en personas honestas y confiables.


4. Tu imagen es tu tarjeta de presentación

Caballero


Sin importar si son amantes de la moda o no, un caballero siempre sabe cómo lucir a la altura del medio en el que se desenvuelve y del lugar en el que se encuentra. No se trata de andar siempre por la vida en un atuendo formal, sino de ir en sintonía con el momento, las personas y el espacio, respetar los códigos de vestimenta y la etiqueta.


También es consciente de que no es necesario caer en la metrosexualidad para tener un cuidado adecuado del cabello, la barba y la piel.


5. Enamorar a tu pareja todos los días

Caballero


Señalar lo bien que se ve, sorprenderla, recordarle porqué te enamoraste y procurar esa llama. Hacer que nunca se pierda ese flechazo al verse a través de los pequeños detalles en la vida y recordarle a ese alguien especial que es la persona más importante en tu vida, todos los días.


6. No hablar de tus ex con tu pareja, ni preguntar por los suyos

Caballero


Jamás
, por nada del mundo, comparará a su pareja actual con la anterior (ni frente a ella ni a sus espaldas). Si un caballero no tiene memoria, tampoco el derecho a exigir que ella la tenga. Si un día deciden hacer el recorrido de la memoria juntos y hablar de sus ex parejas, deben hacerlo siempre con respeto, pero es un baúl que debe abrirse una única vez para después cerrarse y dejarse arrumbado.


7. Saber ser, saber estar

Caballero


No basta con saber de modales, es necesario reflejarlos. Un caballero sabe conducirse y desenvolverse en cualquier ambiente con gracia y distinción. Más que una cuestión de protocolo y etiqueta, es una cuestión de actitud. Él refleja seguridad y autoconocimiento, ningún lugar en el que se encuentra es demasiado para él.


8. Siempre hacer tiempo para tu alguien especial

Caballero


No descuidar las relaciones interpersonale
s es una cualidad que en la era digital parece imposible. Lo cual resulta irónico pues a mayor conectividad, más desconectados paremos estar de nuestros seres queridos. Un caballero ordena sus prioridades, organiza su agenda y dedica tiempo a su ser amado.


9. Cuidar de la persona que amas

Caballero


Ya lo dijimos antes, no en el sentido de asumir que la otra persona necesita que la cuides, sino en aquel que nace a partir de una preocupación genuina por el bienestar de la otra persona. Se trata de procurarla, consentirla y apoyarla incondicionalmente. 


10. Siempre dar la mejor versión de ti

Caballero

Caballero


Un verdadero caballero sabe que cada quien recoge lo que cosecha, es por ello que sin importar de quién se trata ni la respuesta que recibe a cambio, siempre dará su mejor cara a las personas. Su actitud es tan encantadora, que resulta simplemente cautivante.

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos