Las principales razones por las que fracasa un matrimonio

Brad Pitt y Angelina Jolie divorcio

Una psicóloga explica los principales motivos de las rupturas amorosas y cómo evitarlos.

Imprimir Enviar

Por: Nupcias Magazine

Por desgracia, “y vivieron felices toda la vida” no es siempre el final de las historias de amor. Son muchas las parejas que, aunque se hayan casado perdidamente enamoradas, deciden separarse en algún punto de su relación. ¿Dónde quedaron los matrimonios ejemplares, como esos que tenían nuestros abuelitos?

Brenda Pons, psicóloga egresada de la Universidad Iberoamericana, explica cuáles son las principales causas del divorcio. 

Cambio en roles de género

La mujer moderna está tan enfocada en su vida profesional que su vida personal muchas veces pasa a un segundo plano. “Nuestras prioridades ya no son las mismas que antes; ahora son similares a las de los hombres, y eso muchas veces impide que exista un balance”. Para tener una relación equilibrada, tendrás que estar dispuesta a darle un lugar privilegiado en tu vida. Y eso podría implicar no ser una workaholic, ¿verdad?

Juntos, ¿hasta que la muerte los separe?

Formar un matrimonio va mucho más allá de decir “sí, acepto”. “Compartir tu vida con alguien es algo que se decide todos los días. Una vez que firmaron el papel, muchas parejas dan por sentada su relación y dejan de trabajarla en el día a día”. Evita que los detalles románticos se vean relegados, y queden como un lindo recuerdo de la época del cortejo.

Presión social o familiar

“¿Cuándo te vas a casar?”, “burro saltado, burro quedado”, “es mi amiga solterona”, “ya quiero nietos” son comentarios que ejercen tanta presión sobre nosotras que muchas veces nos orillan a tomar decisiones sin pensar si es lo que en verdad queremos. Aprende a escucharte y no te cases por complacer a alguien más.


"Es lo que sigue"

¿Alguna vez has escuchado a alguien decir “ya estoy en edad de casarme”? ¿O qué tal el clásico “ya llevamos mucho tiempo juntos”? “Creer que el matrimonio es el siguiente paso, un paso que se tenga que dar así porque sí, es un gran error”. ¡No te dejes llevar por la corriente!

No sabemos estar solos

Crecemos pensando que estar solo es malo. Sin embargo, “una persona sólo puede construir algo con otra a partir del conocimiento de sí misma, y eso se logra aprendiendo a estar sola. De otra forma, ¿cómo negocias y aprendes a ceder, si no sabes qué necesitas ni que puedes dar?, ¿cómo puedes asumir un compromiso si no sabes lo que tienes para sostenerlo?”.

 

Especial montajes Especial maquillaje Especial destinos